22.3.16

Ud está aquí

Las fronteras se resguardan con el celo con que los sagrados sepulcros de carne se protegen. El proceso articulado de supersticiones que se encadenan para apropiarse de la coordenada en tanto espacio geográfico termina por expropiarle su ser a quien lo creó. La tecnología que es un Mapa no es ahora sino una categoría más, útil al sometimiento delimitatorio: “esta es mi tierra”.

Hogar, dulce hogar como expresión de extrañeza ante la conmocionante vaguedad del inmenso todo que no forma parte de ese melífero ordenamiento arquitectónico, habitáculo secular pero sagrado. Nos entreveramos en el concepto; al parecer, el Mapa no sirve ya para orientarnos sino que ahora nos dice algo de lo que somos.

Tratando de apropiarnos de un lugar nos descuidamos y al volver la vista descubrimos que era el lugar el que se había convertido en nosotros. Tuvimos que inventar la sórdida pero muda tecnología nominal del gentilicio para fingir que el plan estaba pensado y no que simplemente se fue dando y nos pasó por encima. Hoy todos “somos” de un país, o buscamos el modo de “ser” de otro.

No sin un macabro regocijo, asistimos a un ser idiota, sin mente ni lenguaje, un homúnculo geográfico todo cuerpo, poderoso como para sodomizar el intelecto y poner al humano bajo su dominio. Más rápido que un recuerdo estúpido caemos en la tentación de pertenecer a algo. El territorio es tentacular.

Nací a orillas del lago Ósboro, que no era sino “mi” lago. Alejarme era exponerme a una pena sobrenatural, el lago era parte de mi ser, no podemos huir del lago así como no podemos huir de nuestra piel. Asimismo, beberlo equivalía a autofagia, y bañarme en él era idéntico a masturbarme. Nunca terminé de sentirme parte del lago, siempre fue más mi límite que mi pertenencia.

15.3.16

Otra perla de Pojdel

Afirma Sergio Osta (su más notable y hasta único traductor conocido) que afirma Srce en uno de los primeros textos encontrados que "el mundo no tuvo un comienzo. Fueron los Obsevadores los que fueron apareciendo, como viajeros que llegan de caminos olvidados, y se acercan, callados, a una ventana. Afuera está el espectáculo. Lo Ya Creado. ¿Puede llamarse a esto un comienzo?"
`El momento en que cada nombre encuentra su adjetivo. El arco y la flecha que , más que al arquero, encuentran su objetivo´; añade Osta, tratando de estar a la altura de tan inmanente filósofo. Lo de Osta para muchos puede sonar patológico, él mismo lo explica -un poco admitiéndolo- en la introducción del libro: "sé que puede sonar despectivo para algunos pero en la esforzada tarea de traducir a uno de los teóricos más importantes de la historia de la humanidad debí igualarme, para liderar sobre el texto"
El texto de Pojdel que se encontró está empezado, no sabemos qué decían sus primeras páginas ni cuántas eran puesto que como era su costumbre, la mayoría de los manuscritos de Srce Pojdan no tenían sus páginas numeradas, con el consiguiente enredo que esto causó a la hora de su lectura apropiada.  Es entonces que no sabemos donde comienza la obra Pojdan, con qué palabras, las páginas ausentes pueden ser una (1) o centenares de ellas, en tal caso podemos más bien hablar de un fragmento de obra sobre inicio del mundo como entelequia, y no de la obra en sí. 

9.3.16

Humillación Benéfica

Nos pasa a diario, Southpark me iluminó (una vez más) encapsulando el concepto y poniéndole un nombre: Humillación Benéfica.
Vas al súper, comprás lo que sea, mierda comprás, te disponés a pagar e irte al diablo y el cajero es obligado a hacerte una pregunta molesta e incómoda: ¿desea donar su cambio para los niños cancerosos con SIDA y gripe que están refugiados y sin familia muriendo de hambre bajo el sol recalcitrante de Namibia? La verdad es que no, no se me canta. No los conozco, no quiero conocerlos, no quiero siquiera saber que eso existe y no me interesa que el súper del barrio intermedie dudosamente para acopiar mis donaciones y luego se saque cartel y obtenga reducciones impositivas por concepto de una "Responsabilidad Zoocial" que le sale gratis, se la garpo yo y encima busca hacerme sentir culpa por algo que está completamente afuera de mi alcance.
La Humillación Benéfica es eso, te humillan en plena cola de la caja para que vos dones algo a una supuesta causa que siempre termina siendo un golpe bajísimo a la ética más elemental.

5.3.16

Revolución publicitaria

Haría desaparecer toda la publicidad sustituyéndola por avisos incomprensibles del tipo "CNA294¨^D ¿¿¿·fdsssadffDFAFA_:^;;^FF:._:???". Eso o un anuncio genérico que diga "Dejese persuadir por este cartel luminoso con una fotografía modificada digitalmente para sugerir alegría, sexo y confort ¡adquiera bienes y servicios! ¡Intercambielos por papeles teñidos cuyo valor se sostiene en una serie concatenada de transferencias de poderes abstractos!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...