28.3.15

hexágonos

benceno
celdas

Usted sabe sin duda que las abejas también crean hexágonos, saben bien que pueden almacenar la mayor cantidad de miel de esa forma con la menor cantidad de cera. […] Los modelos debenceno, naftaleno y antraceno especialmente, son, en efecto, maravillosas. Cuando miro esas imágenes siempre me pongo a pensar en los panales de las colmenas de mis abejas.


Palabras del químico August Wilhelm von Hofmann (W. H. Brock, O. T. Benfrey & S. Stark,Hofmann’s Benzene Tree at the Kekulé Festivities, J. Chem. Educ. 68 (11), 887-888, 1991)

25.3.15

Ontologías: de la sobrevaloración de lo joven

no te pegues con el balcón (?)
imagino no muy lejos de este tiempo un comentario periodístico del estilo "y así el mundo entero aplaude hoy lo que en su día fue un talento incomprendido que supo ir más allá de los cánones ortodoxos de la coprofagia". boludos aplaudiendo a un tipo que come caca, para que se entienda.
y lo imagino porque noto que con frecuencia aparece la idea de que en términos artísticos "todo lo nuevo es mejor". hay una sobrevaloración de la novedad que me hace ruido y no entiendo. y lo que es más disonante, se asume que la idea de "nuevo" reside en la juventud. se asume la juventud como una virtud, cuando ésta no es más que un accidente cronológico. la juventud no es una virtud ni debería serlo, en términos de lógica preposicional es igual que la vejez. ser joven o ser viejo no te adjudica automáticamente la capacidad de crear cosas nuevas o viejas. y puede haber cosas "nuevas" que sean una mierda, y puede haber cosas "nuevas" que sean geniales, "corta la bocha".
del mismo modo puede (de hecho, es lo más probable) que esas cosas "nuevas" sean consideradas una mierda por algunos, y geniales por otros. porque hay gente para todo. lo que no parece decente en términos mentales es suponer que si veo un vídeo de juani vn y pienso que es un deforme mental, me diga a mí mismo, "mis padres pensaban lo mismo de nirvana y sin embargo mirá lo que fue esa banda...", no todos los juanis son nirvana, ni todos los nirvana son nirvana, no sé si me explico: nada se parece mucho a sí mismo. lo joven es joven, nada más. y lo nuevo es nuevo, nada más. todas las demás valoraciones que hacen que algunos se obliguen a suponer que por nuevo algo es mejor, van por consideración de cada consumidor. 

20.3.15

ontologías: las despedidas


somos máquinas de despedirnos. nos la pasamos la vida entera diciendo "adiós" y cosas así. y no detenemos el círculo de ensayos de despedidas, como si estuviésemos practicando para algo más amplio, para una despedida definitiva. pero no somos conscientes de que nos estamos despidiendo y siempre puede que nos despidamos por última vez, a veces ni llegamos a decirle al otro que nos vamos y simplemente lo hacemos, siendo entonces cuando esa despedida se vuelve enfermiza, crónica, una despedida anudada en la garganta, una despedida que decimos cada mañana cuando al ver nuestra cara al espejo vemos una cara fea y malforme, tan fea que tendemos a pensar "ese no soy yo, ese no puedo ser yo"... nunca nos alcanza lo que dejamos. preocupados en que las personas que dejamos podrían ser mejor (más ajustadas a nosotros) nos olvidamos de ponderar lo que nos hicieron ser. porque el principal valor de esas personas de las que nos despedimos tal vez no radique en la ontología de lo que son, en un esencia, en su ser persona, sino en el rol que nos sacan, en lo que gracias a ellos nosotros somos. en lo que somos cuando somos con ellos cerca. y tal vez cuando nos despedimos no nos estamos en realidad despidiendo de ellos sino de lo que somos nosotros cuando somos con ellos. nos estamos despidiendo de nuestro rol. ensayando para despedirnos de nosotros y de nuestra tarea en la vida de esas personas. tenemos que dejar de vivir en la despedida, quedémonos con el rol activamente, construyamos un nuevo yo que asuma todos nuestros pequeños yo. y no hagamos como ese ser que se va de vacaciones a un sitio hermoso y dice "qué lindo sería VIVIR acá", encontrando en el placer de estar ahí en ese momento siempre un dejo de tristeza. quejándose siempre de algo. preocupándose de que no vive ahí cuando en realidad está ahí, y lo que podría hacer es dejarse de joder y disfrutar lo que vive, aunque no sea la vida de sus sueños.

12.3.15

Un pedazo de cielo disponible para usted ¡llame ya!



- ¿Y cómo es posible poseer estrellas? - preguntó el Principito.
- ¿De quién son las estrellas? - contestó punzante el hombre de negocios.
- No sé. . . De nadie.
- Entonces son mías, puesto que he sido el primero a quien se le ha ocurrido la idea.
- ¿Y eso basta?
- Naturalmente. Si te encuentras un diamante que nadie reclama, el diamante es tuyo. Si encontraras una isla que a nadie pertenece, la isla es tuya. Si eres el primero en tener una idea y la haces patentar, nadie puede aprovecharla: es tuya. Las estrellas son mías, puesto que nadie, antes que yo, ha pensado en poseerlas.
El Principito, Antoine de Saint-Exupéry, 19y algo

11.3.15

adelanto de mi próxima novela





su nombre será y no había papel. fin. nunca la voy a publicar en ninguna parte, así que no la podrán leer nunca, cosa que tampoco quieren hacer, claro está. y su portada está publicada en este post

6.3.15

religiosidades

hay muchas religiosidades desde lo secular. religiosidades de la no religión. muchos de los conceptos que tomamos como básicos o son heredados de la religión o se comportan como una. dijo vattimo que "los tiempos modernos seculares son una continuidad resignificada del cristianismo". habla de una confianza básica a veces fundada y a veces no, en que las cosas funcionan de cierto modo. y de lo que hacen así porque así debe ser. martín buber dividía dos tipos de fé, una abstracta y una terrenal

  • abstracta: para el dios, metafísica, incórporea. de base fantástica.
  • terrenal: fé en lo cotidiano, o lo que es lo mismo, fé en la repetición: ciencia.

desprenderse de lo que las instituciones hicieron de la religiosidad es indispensable para ser un ser equilibrado mental y emocionalmente. pues las instituciones no se preocupan por "la verdad de la cosa", sino por permanecer y expropiar su objeto de devoción, acotarlo para hacerlo suceptible de ser manipulado a los fines de la conservación institucional, luchan por su propia vida. lo cierran para justificar su propia existencia como portavoces de eso que afirman conocer y defender, que afirman cómo debe ser conocido y cómo ha de ser defendido.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...