30.11.13

Reflexiones que no cambian nada



Púas en fractal, nada que ver
uno de los datos más curiosos aportados por bronislaw malinowski (los argonautas del pacífico sur) sobre los trobiand fue el detallista lenguaje que estos manejan. la palabra que un trobiand usa para denominar una fruta madura (cualquiera ésta sea) es una palabra completamente distinta a la que usa para esa misma fruta cuando la misma aún no ha madurado. se trata de un lenguaje sin continuidad temporal, el exceso de madurez en una fruta no implica una condición de esa fruta (un adjetivo), implica un elemento completamente distinto al anterior. la misma manzana es tres frutas distintas mientras está inmadura, madura y podrida, respectivamente. este ejemplo es gráfico a la hora de entender como cada lenguaje ilustra un corte del mundo, una forma de asumirlo o entenderlo. una metáfora, como escribió Huxley.
detalles del lenguaje están por ejemplo en la saudade del portugués, palabra que aún hoy no tiene traducción fija al español, apenas un sentimiento o sensación que asocia a la misma, una traducción emotiva de alta vaguedad descriptiva: quien no siente saudade no sabe cuál es el significado de la palabra, y aún sintiéndola no podemos estar seguros de estar hablando de si sentimos la misma cosa, evocación melancólica inmanente a una geografía y persona.
en inglés tanto esquina como rincón se nombran corner, sin embargo es notorio que no es lo mismo doblar la esquina que doblar el rincón ¿podemos suponer que un británico no capta esa diferencia? bueno, no necesariamente, pero sí podemos suponer que no entiende lo mismo que nosotros.
otra curiosidad es como una misma palabra significa algo distinto dependiendo del lugar, es así como nos encontramos con gente que toma mate y con el riesgo de que alguien te mate. Y escribiéndolo igual pero pronunciándolo distinto llegamos a nuestro compañero inglés: the mate.
no hay que irse del idioma propio (redundancia, pues idioma significa “lo propio”) para tener algún ejemplo de este tipo. muchas personas usan la palabra sentir como sinónimo de oír o escuchar, cuando no estamos hablando de la misma cosa, a mí me hace gracia cuando alguien me dice “no te siento”, me gusta fingir que ese “sentir” se refiere a algo táctil o emotivo, a una sintonía táctil. del mismo modo cabe señalar que oír es a escuchar lo mismo que ver a es mirar. mirar (tanto como escuchar) implican un mirar (escuchar) algo, una cosa; en tanto que ver (y oír) no precisan de un sujeto... como ejemplo basta pensar en que al entrar en una habitación a oscuras no se nos ocurre decir "no miro nada" sino que decir "no veo nada"; del mismo cuando algo está silencioso deberíamos decír "no oigo nada" y no "no escucho nada".
algo parecido, y con esto termino, me pasa con la gente que dice “estoy manejando” para referirse que conducen su auto. entiendo por manejar apenas la manipulación de una cosa, sin destreza alguna tal vez, a lo mejor ellos se refieren a eso también...

26.11.13

Letra chiquita


Este es otro blog más.
Otro blog del montón.

Si pensás que acá vas a encontrar algo interesante, útil o que se va a actualizar con una frecuencia definida,  estás muy jodido, hermano.

Lo que sí vas a hacer es desperdiciar tu tiempo, y a lo bestia.  A mí particularmente me encanta hacerlo. Te aviso que todos los posts del blog están preprogramados y que existe la posibilidad de que mientras leés esto, yo ya esté muerto.

25.11.13

xmn

elija un texto, cítelo:

VI
Las palabras del poema, su indocilidad, su número, su
insignificancia, conservan en el corazón el instante impalpable,
beso lentamente posado en la boca de una muerta,
dejan el aliento suspenso en lo que ya nada es.

La transparencia del ser amado, milagrosa indiferencia,
lo que extravía, extraviado en el cristal incontable de la luz;
no pensar en ello nunca más.


Georges Bataille (Billom, 1897-París, 1962), Lo Arcangélico y otros poemas, traducción de Pilar Ruiz Va, Visor, Madrid, 1999, edición no bilingüe

elija un/a canción/vídeo, incrústelo:


22.11.13


huellas imperceptibles


huella. resto latente. presencia inestable, que queda, reverbera, va sobrando. cosa que no sabemos dónde está pero convenimos estuvo. huella auditiva (no la de saussure), huella táctil y así con todos los sentidos. qué nos pasa cuando vemos una huella. qué nos pasa si entendemos que algo pareció existir, pareció estar. ¿qué nos hace incapaces de ver huellas en todo? a veces ni siquiera precisamos de una huella, vamos a un lugar y decimos "en este sitio" etc. lo mismo con los días, como si el tiempo supiese de huella, de "un día como hoy". cualquier cosa nos sirve como huella cuando queremos ver marcas en las cosas. cualquier huella se carga, fácilmente, de la significación que deseemos darle. las huellas no existen. existe su entelequia. la cosificación de una idea, que luego vamos mudando, a veces a imágenes con cierta asociación con algo, a veces a cosas completamente arbitrarias. arbitrarias como palabras. esas palabras que a veces son todas el nombre de una misma persona. ese jugar con palabras, tan peligroso como jugar con las mismas personas.

20.11.13

Nihil sub sole novum

me encanta este texto, resume mucho de lo que pienso sobre el coso en que vivimos...
1:1 Palabras del Predicador, hijo de David, rey en Jerusalén.1:2 Vanidad de vanidades, dijo el Predicador; vanidad de vanidades, todo es vanidad.
1:3 ¿Qué provecho tiene el hombre de todo su trabajo con que se afana debajo del sol?
1:4 Generación va, y generación viene; mas la tierra siempre permanece.
1:5 Sale el sol, y se pone el sol, y se apresura a volver al lugar de donde se levanta.
1:6 El viento tira hacia el sur, y rodea al norte; va girando de continuo, y a sus giros vuelve el viento de nuevo.
1:7 Los ríos todos van al mar, y el mar no se llena; al lugar de donde los ríos vinieron, allí vuelven para correr de nuevo.
1:8 Todas las cosas son fatigosas más de lo que el hombre puede expresar; nunca se sacia el ojo de ver, ni el oído de oír.
1:9 ¿Qué es lo que fue? Lo mismo que será. ¿Qué es lo que ha sido hecho? Lo mismo que se hará; y nada hay nuevo debajo del sol.
1:10 ¿Hay algo de que se puede decir: He aquí esto es nuevo? Ya fue en los siglos que nos han precedido.
1:11 No hay memoria de lo que precedió, ni tampoco de lo que sucederá habrá memoria en los que serán después.

Eclesiastés, Capítulo 1, "Todo es vanidad"; tomado de @ 

18.11.13

Entelequias: burbujas


hace un tiempo tengo en mente la idea de que cada uno de nosotros vive en una burbuja a la que le permite acceso al tipo de cosas que uno quiere. elegimos lo que vivimos es una especie de axioma sobre el que me paro para vivir y creer que cada pequeña cosa que me pase es algo que elijo, o bien porque elijo hacerlo, o bien porque elijo no hacer algo que lo evite. en la foto tenemos un puñado de personas. todo este texto existe para justificar el posteo de esa foto, tomada por mayo, en el pinar, y que por alguna razón quedó todo en un hermoso degradé de azules, fríos y con aire a letanía, letanía, linda palabra, nada que ver con la descripción pero quería usarla.

14.11.13

una mano que se asoma

Claramente un pedido de ayuda...


Caminamos por la ciudad y si abrimos un poco nada más los ojos vamos a comenzar a ver avisos, gritos, pedidos, una ciudad con secretos y cosas ocultas, truquitos como los de Mario Bros, glitches del día a día, detalles que parecen querer dejar en evidencia que algo superior al interminable gif urbano está aconteciendo...

8.11.13

un huevo de tortuga en la arena de una playa solitaria


porque los habemos quienes precisamos cosas para olvidar
también los habemos quienes precisamos cosas para recordar
y los habemos quienes, pues, quienes no precisamos nunca de nada
porque sabemos que nada
nada
interesa.

5.11.13

nirvana


nirvana; el interior castillo; oribe, emilio

de las enredaderas





asfixia. muerte por proliferación. enredaderas, lenguajes, amores de mierda, memoria, cáncer y los padres, todos operan por asfixia, consumen su objeto rodeándolo desde cada sitio posible hasta taparlo completamente y componer un nuevo objeto, recubierto de un tegumento de control y presión que limita completamente lo que el objeto solía ser
problema es cuando la enredadera es propia, una enredadera idiota, autoconsumiente. como si una enreradera estuviese cubierta por otra que le asfixia hasta aniquilarla. foucault habló del panóptico como una forma de autocompresión, intento autoinflingido de limitación. cuando nadie tiene que reprimirnos porque nosotros solitos nos vamos a encargar de hacerlo sin que nadie ya nos lo diga.
ahí estamos en un verdadero lío
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...