28.8.13

1 mes de preguntas

del 10/7 al 10/8 redacté a ritmo de una por día, preguntas, lo hacía antes de dormir si es que dormía, lo hacía a la hora en que se supone que se duerme o se comienza a hacerlo, a eso me refiero. las preguntas no tienen un fin en sí mismo, tal vez nada lo tenga y de entender eso se trate todo esto. en el órden en que fueron formuladas, estas son las preguntas:

  • ¿existe el no mundo?
  • ¿cómo se limita una cosa?
  • ¿se puede no respirar?
  • ¿qué es tardar?
  • ¿qué me muestra el espejo?
  • ¿hay algo que rescatar? ¿qué es el afuera?
  • (¿esto es un paréntesis?) ¿objetos? 
  • ¿existen las voluntades?
  • ¿una pregunta?
  • ¿cómo se descarga el révolver que soy?
  • ¿cuál es la tecnología que usa el olvido para olvidar?
  • ¿hago sombra?
  • ¿por qué siempre celebran algo?
  • ¿qué procesos operan en tu ausencia?
  • ¿existe la luna sin la noche?
  • ¿un arañazo es un tatuaje?
  • ¿estarán usando el HAARP?
  • ¿qué no venderías?
  • ¿los cuerpos se leen con las manos?
  • ¿es posible un mundo con el color y la textura de tu piel?
  • ¿así es como termina todo? ¿qué sonido precede el final?
  • ¿hay un peor sentimiento que ser decepcionante?
  • ¿cómo es que siempre queda un resquicio de luz?
  • ¿cómo se hace el pan?
  • ¿la habilidad del discernimiento?
  • ¿somos podemos ser una sinalefa?
  • ¿quién soy yo para desacreditar un rumor sin ningún asidero?
  • ¿cómo enredar?
  • ¿dónde estamos?
  • ¿se puede entender sin limitar?
  • ¿la noche es oscura?
  • ¿para vos, qué es la educación? (æ)

24.8.13

algo escrito por ahí


la compulsión delimitante, un trastorno no asumido, como otros tantos, y ni siquiera debe de ser grave. cuestión que tendemos a ponerle fin a las cosas, de lo que muchas veces deducimos también un inicio para el algo. tal vez, como indagación apenas, podemos sugerirnos que la manifestación sensible del algo, su alguedad o alguismo, digamos, no es el algo en sí, sino solamente uno de sus estados. inicio y fin son tal vez más difusos de lo que parece. no todo nace, no todo muere, no todo es.


20.8.13

en tiempo real

mi cabeza iba a mil pero con temas que nada tenían que ver con esa reunión. una entre tantas, decenas, centenas de ellas... a veces, de masoquista que soy nomás, pienso cuántas horas de vida le "dedico" a esas reuniones en las que no hago sino gestos insulsos, burlas rampantes, muecas entreveradas y con suerte dos o tres comentarios por lo general cargados de cinismo malicioso, ponzoña o doble sentido que finjo no usar. estupideces que digo para que alguien tan miserable como para darse por aludido por un comentario mío se tome la molestia de hacerme saber que existo.
que bueno, que a mí me gusta ser causa y consecuencia, oruga y mariposa, roca y arena y todas esas cosas concatenadas que a uno se le pueden ocurrir. en tanto me gusta eso no puedo seguir el hilo de una conversación que no me allana absolutamente nada.
cuestión, realmente me rompe soberanamente las bolas asistir a esas reuniones del orto a la que no puedo faltar pero indefectiblemente llego tan tarde como demoran los puchos en consumirse sin ser fumados mientras los miro envejecer. lo que más me molesta de esos aquelarres es que están llenitos de hipocresía y sí de algo sabe la hipocresía es de ser completamente innecesaria, condición suprema del vicio de ser un fantasma.
nada, voy y no hablo. total, si hablara no me oirían. no quieren oírme en realidad. a veces los miro, abro la boca, levanto un dedo, cuando parece que voy a decir algo digo alguna historia del tipo "nada, nada, nada, hagan de cuenta que no dije nada", y todo eso lo hago para enfatizar mi papel intrascendente en ese lugar. realmente soy bueno no diciendo una mierda. de hecho, mejores tipos que yo han dicho mejores cosas que yo en mejores lugares que este y no han sido oídos por personas aún más imbéciles que mis interlocutores.
entonces saco una de mis libretitas y comienzo a redactar el post que capaz que estás terminando de leer.

16.8.13

letanía



ten por bien recordar que el tiempo que le dedicás a la humanidad se lo estás quitando algo real, un poco de café, la sonrisa de tu mejor amig@, dormirte cansado, que tu espalda pueda servirle de mármol a quien mejor te hizo sentir en tu dudosa existencia

12.8.13

como si tuviese ganas

a fin de cuentas tengo ciertas potestades sobre mí. puedo estar para la nada misma, puedo elegir o permitirme el peor de los estados depresivos que viví, la angustia (existencial o de pura paja), la risa boba (suponiendo que hay otra risa) o la desafección emotiva al punto de la desmotivación. puedo leer sobre los etruscos o sobre la composición química de un estimulante de sustrato vegetal. cuestión que serle ajeno a algunos estímulos externos, algunos apenas, aparece como un método de autoreclusión (auto en tanto voluntario) narcicista capaz de proporcionarte cierta homeostasis con la cual valerte por vos mismo al tiempo que depender (en buena parte, al menos) de no mucho más que tu propio ser, suponiendo que podemos delimitar tal causa|cosa.
nada es muy permanente y todo necesita su tiempo, y todo pasa y todo queda, en un desenvolvimiento abstruso sometido a la constate y casi caprichosa interpretación, replicamos a escala pedazos de nosotros en el mundo que nos rodea, reverberamos resonando en nuestras formas de amar y en las acepciones que le damos a la idea de vida, sobre la que proyectamos cuestiones propias, humanizándolas, ontologismo de lo imperfecto.
a veces estoy tan aburrido que prefiero morirme. a veces recuerdo que no todo lo que me entretiene me hace olvidar que vivir es un padecimiento, un constante fluir que me empeño a olvidar refugiado en la calidez de un acento hermoso

8.8.13

free o

pic de Jim Lo Scalzo - EFE

cuando era niño, mi amigo imaginario se llamaba brad. a veces me ignoraba, me hacía sentirme aislado. a veces no me ayudaba cuando tenía problemas y entonces brad pasaba a ser otro problema, el de pedirle (a algo que no existe, si es que yo existo, además) que me de una mano con una cosa o me defienda en algunas cuestiones
hoy día, hace años ya que asumo que brad es el nombre de mi niño interno, un nerd imbécil peinado-raya-al-medio que está encerrado en un sótano, cada tanto es maniatado y conspicuamente abusado y sometido a cualquier clase de humillación. lógicamente es un niño golpeado en su colegio (vive [por así llamarle] eso que ahora denominan bullying y en mi época se llamaba defendete, estúpido); causas entre otras por las que su autoestima es prácticamente inexistente y por las que sufre disfruta de un desorden narcicista

todo eso pensé al ver la foto de este post mientras buscaba otras cosas en la red

sonreí y no dije nada. bebí otro poco de té

5.8.13

anarco cinihilismo existencial (casi un manifiesto de qué es la idioteca)

de ædra
nada nunca le interesa a nadie en ningún sitio. que a ver, que tampoco interesa que le interese. da lo mismo en realidad. todo da lo mismo. esto tampoco tiene interés, fundamento ni gracia. parar y coso, pensar, reflexionar, tensar y eso. garabatear, teorizar y toda esa mierda al pedo. gente que realmente se cree más capaz y fenómena por leer unos libros, escribirlos o decir que hicieron esas cosas. una manada entera de humanoides que exhiben sus títulos con un honor por lo menos cuestionable. y cuando no son títulos lo que exhiben son minitas, o hijos con títulos o billeteras gruesas, o los razonamientos propios que consideran más admirables... la gente muestra de sí misma lo que considera mostrable. no explican siquiera que son capaces de monstruosidades, imperfectos y que pueden formar parte de una serie lógica de comportamientos que terminan en un comportamiento ilógico que tomado aisladamente los haría parecer el más demente de los habitantes de un hospicio.

las cosas que deban ser serán y las que no, pues no. no hay mucho que hacerle, en general. pongamos por caso que se puede maquillar algún detalle o pequeñez, pero el grueso de lo que sucede está medio como que ya pasando. está todo digitado. el juez, el arquero, la televización, el dt y la tribuna, están todos comprados. del mismo modo todo lo que suceda es interpretable, uno puede asumir una tragedia como algo sobre lo que construir o puede asumirla como algo de lo que nunca salir. podemos equivocarnos y no seremos un error. podemos acertar y no por eso somos un acierto. podemos pensar que la equivocación y el acierto existen como una entelequia (como una golosina, casi) y no asumir que son partes de una misma cosa, una interpretación absurda. el anzuelo cuelga de nuestras bocas mientras pitamos un pucho. como todo loco siempre corremos el riesgo de no percibir ese momento en que se nos cae la baba formando un charco repugnante en el piso de baldosas flojas. circo y ceremonia, ciudad. cualquier intento descriptivo de algo es nada más que un juego de palabras burdo. un abecedario con menos de 30 letras con las que supuestamente formamos conceptos para todas las cosas que conocemos, qué estúpido es todo. qué infantil es buscar la verdad. qué inmaduro es discutir sobre lo que sea. nunca valió la pena, niños. reventarse la mente en gajos maquinando un algo para el todo y esa ironía dulce de que sí, matáte pensando, te vas a morir como una puta cucaracha. tus ahorros, deudas, pensamientos iluminados y poemas, todo al tacho, todo. te fuiste como todos. y el mundo siguió. asumilo. vos te moriste y en tu laburo siguieron yendo a tratar de llegar a fin de mes. las preocupaciones de los demás mortales después de que vos te mueras van a seguir siendo boludeces como llegar en hora para ver x cosa en la TV y ese tipo de mierda que vos también hiciste cuando otros mortales murieron como vos vas a morir. vos te fuiste y tu gato le pidió comida a otra persona. vos te fuiste y el café que no bebiste será bebido por alguien más. tu lugar en el ómnibus de las 7.50 será ocupado por otro ser tan miserable y repetitivo como vos. no, no sos indispensable ¿qué o quién te hizo pensar que lo eras? sentimientos, pesares, pensamientos, noticias... inercia es todo. inercia magnánima inmanente y palabras raras, la nada más rampante, a quemarropa. inercia es que todo dure un poco más de lo que duró. todo sigue aunque no quieras. todos los días puto lunes. lunes lluvioso, lunes nublado, lunes soleado, lunes que parece domingo, lunes de fin de semana. lunesismo. borremos la meta, borremos la salida, borremos el camino. todo nada. todo gran nada. lapsos vitales de pucho y mate, lentitud, silencio y paz, dormir. despertar y dormir. a fin de cuentas asumir que nada se sostiene no resulta tan terrible, eh. como me dijo una inapreciable persona que tuve la suerte de conocer "al fin y al cabo ninguno de nosotros quiere estar acá". aprender que todo te resbale reverendamente no es tarea sencilla. aún con esa dificultad no se me da mucho eso de vivir. y a veces recuerdo toda esa historia de que existe algo más que yo. una mitología que habla de humanos, vida y sentimientos, hasta de ciudades, si serán... que sólo te interese algún tipo de arte, de creación o pasatiempo, quietud, o ni eso. nadie cambia nunca. la gente es la que no cambia, lo que cambia son las circunstancias. la base subyace, se replica. ni la más apasionada charla debería moverte un puto pelo (y sin embargo lo hace), a lo sumo puede ser tengas algo que te habita, como un súcubo, una actitud, algo que ni siquiera debés cuestionarte, algo que está o no está
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...