29.9.12

Fabulosa fábula


Caramba —dijo el ratón—, el mundo se hace cada día más pequeño. Al principio era tan grande que me daba miedo. Yo corrí y corrí sin parar y me alegré de ver por fin las paredes lejanas a un lado y a otro. Pero esas largas paredes se han estrechado tan deprisa que ya estoy en el último cuarto, y ahí en el rincón está la trampa en la que tengo que meterme.
Solamente tienes que cambiar de dirección dijo el gato, y se lo comió.

Una pequeña fábula, Franz Kafka                        

26.9.12

color y sonido

Caminé un rato por la ciudad, desde que me enamoré hasta que dejé de enamorarme. Nada que ver, pero en Este Link puede bajar el hermoso libro de Oliver Sacks, Veo una voz, viaje al mundo de los sordos.

Quién juzga al que juzga

¿"La patria o la tumba"? La tumba, ni la pienso

"No reconocen una ecuación de segundo grado en sexto de ingeniería y no saben escribir un apellido pero pretenden juzgar a los docentes" 
La frase pertenece a la mediática cosa educativa Graciela Bianchi. Ella se refería con esa falacia ad hominem a los alumnos liceales y su moción de juzgar a los docentes.
Una vez más tenemos un ejemplo del ¿quién juzga al que juzga? Y la opinión de Bianchi se vuelve insólita y graciosa al mismo tiempo, puesto que si los estudiantes no tienen la más puta idea de qué es una ecuación y no saben escribir un puto apellido, seguramente sea porque los docentes (en parte responsables de la educación de esa bolsa de hormonas que es el liceal) están haciendo mal su trabajo, de lo cual se puede fácilmente deducir el miedo a ser juzgado. Miedo normal (suponiendo que algún temor no lo fuera) de los que juzgan, ese de oponerse a ser juzgado, les pasa mucho a los críticos literarios.

23.9.12

20.9.12

Advertencia sobre los tótems

Graffiti claramente relacionado con el tema del post

“so pena de enfermedad o muerte el niño no podrá consumir la planta o animal con el que se le ha identificado. Si se trata de un fruto no comestible, el árbol que lo produce ni siquiera podrá ser tocado. Se asemeja la ingestión o el contacto a una suerte de autocanibalismo; la relación entre el hombre y el objeto es tan íntima que el primero las características del segundo: según los casos, el niño será débil e indolente como la ánguila y la serpiente de agua, colérico como el cangrejo ermitaño.”

Tomado de El pensamiento salvaje – Clevi Strauss


La mariposa del efecto


Numerosos proverbios chinos le dan nombre a este tipo de teoría, que bien verse como un apéndice de la teoría del caos, o de la casi idéntica teoría neguentrópica.
El aleteo de una mariposa, dijo algún chino aburrido, en una punta del mundo, puede generar un huracán en la otra. Otra versión de este tipo de axioma la ha dado el polifacético intelectual uruguayo, Alberto Kesman, con su frase “no sé no sé no sé”
El nombre Efecto Mariposa lo acuña el meteorólogo y matemático Eduard Lorenzs mientras intentó hacer una predicción climática en un programa de computadora diseñado con esos fines.
Lorenzs hizo una simulación climática pensada en un día que llamaremos H, luego planificó, en el mismo programa, una simulación pensada para el día H+100, es decir, 100 días más adelante del día de la simulación inicial. La computadora elaboró entonces la predicción para los siguientes 100 días. Al comparar ambas predicciones, Lorenzs se encontró con que la predicción climática para el día H era distinta en cada una de las pruebas. Finalmente se cumplió la predicción que había dado la segunda simulación (cuando se simuló el clima del día H más el de los siguientes 100 días).
Esto llama la atención por tratarse de un caso en el que pareciera que el futuro determina al pasado, y no al revés, como habitualmente procedemos a creer. También llama la atención el hecho de que existan meteorólogos cuando una computadora puede tranquilamente hacer sus trabajos.

17.9.12

Sigo con la hoguera


Cualquiera la foto
Otra edición de esta hoguera, que ya no necesita explicaciones y hace furor con cerca de 5 visitas y casi un comentario! 25 más... Acá voy!





  1. Gente que le prestás guita y nunca más te vi
  2. Gente que te mira raro si no tenés el último grito de la tecnología
  3. Gente que se peina y viste para lograr que la miren raro y quejarse de eso
  4. Maestras psicóticas
  5. Paco Casal y sus esbirros
  6. Gente que culpa a paco casal de toda una serie de males que son inherentes al deporte mismo
  7. Gente que fabrica medias que se rompen fácilmente
  8. El arquero suplente y el tercer arquero
  9. Rubén el principito Sosa
  10. Carlos pato Aguilera
  11. Las edípicas no resueltas que disuelven flias
  12. Los que no pueden contener las ganas de soplar minas
  13. Muchas bandas de cumbia
  14. Calle 13
  15. Gente que cree que la pobreza sólo está en África
  16. Lady di y toda la realeza
  17. Enfermeras resentidas (todas)
  18. Fanáticos del hair metal
  19. Gente de doble, triple o hasta cuádruple discurso
  20. Los que militan en pro o en contra del aborto haciendo fiestas y cantando cosas
  21. Los clowns sin fronteras y todo ese hipillaje ridículo
  22. Los que usan remeritas de “regalo abrazos”
  23. Gente que no entiende que los libros y los discos no se prestan
  24. Sindicalistas de facultades 
  25. Vedetongas, jet set, sus “periodistas” y todo lo que tenga plumas en el culo

15.9.12

De la fabricación de estrellas

No es agua, es una solución salina

Supe trabajar fabricando estrellas, de eso uno aprende que a veces se ensucian y hay que hacer un delicado proceso para su lavado, no es cosa simple y muchas de ellas (generalmente cerca del 5%) se pierden en el camino que va de sucio a limpio. No era un trabajo sencillo, se dormía poco y todo eso, pero hay cosas peores, después de todo ver el fruto de tu trabajo era algo ciertamente reconfortante, aunque muy tonto. Uno también entiende que, con el paso del tiempo, hemos ido dejando de ser guiados por las estrellas para pasar a dejarnos guiar por las brújulas, o cosas peores.

Temática: Blackstar - Radiohead

13.9.12

11.9.12

Aquel toro rojo que se metía en todas partes

Siempre más persona que artista
Red Bull, conocida marca de algo que no me queda claro, apareció en el Worms 3D (juego para Xbox, gamecube y PC). Lo curioso de su aparición es que la marca se integra en el juego, que termina siendo un híbrido que en parte dedica su existencia a la publicidad. En el juego, las latas de Red Bull dan energía a los gusanitos que maneja cada participante.
No es el único caso, lo mismo hace Red Bull en Judge Dredd, un juego de armas etc. El truco acá es casi sutíl, apelando a eso de "lo prohibido tienta", en el juego se plantea que la imaginaria ciudad, Megacity One, se ve asolada por el comercio de estimulantes con cafeína, el cual está prohibido.
 La tactica es casi inteligente sino fuese completamente ridícula, el punto es que como en la realidad no está prohibido beber una latita de algo, estos capos te lo prohíben en un juego. Este tipo de cosas hay que mostrárselas a los que defienden el enfoque punitivo de las drogas, hay todo un grupete de gente para la cual todo lo prohíbido tiene otro sabor. A tal punto que las marcas de productos usan eso a su favor para obtener adeptos.
La publicidad usa ese recurso. En el juego Judge Dredd, el protagonista lucha contra los traficantes de Red Bull, quienes además son tipos re fuertes y poderosos (suponemos que bebieron Red Bull), habiendo otros villanos más débiles.
No es nada por lo que uno tenga que perder el sueño, pero explica en parte un mecanismo publicitario que es bueno tener en cuenta, los juegos no son tan inocentes que supieron serlo, ahora también son (además de los cartelitos alrededor de la cancha en el FIFA World Cup) excusas para darle lugar a un chivo, cuando no a una ideología.

Es un espacio de incomunicación, donde el juego vende parte de su escencia lúdica para cederle lugar a una marca dispuesta a pagar lo que le pidan para aparecer con empoderamientos (lo prohíbido asumido como un producto dentro del juego, que es otro producto) ante el público al que apunta.

9.9.12

Buen comentario

En la esencia de la pornografía está la imagen de la carne usada como droga, como forma de entumecer el dolor psíquico. Pero esta droga solamente dura mientras el hombre contempla la imagen [...]

A Male Grief: Notes on Pornography and Addiction [Una desgracia masculina: notas sobre la pornografía y la adicción], citado en Hablemos de langostas, Foster Wallace, David.

8.9.12

El movimiento repetido de lo mismo no es sino inmovilidad

Petersen, Wounded Worker
"El movimiento repetido de lo mismo no es sino inmovilidad", así comienza uno de los textos más emblemáticos de Srce Pojdel que se ha encontrado. Como el lector podrá advertir, la traducción está llena de comentarios que en pos de ampliar la comprensión del texto tal vez la estén cercenando unidimensionalmente, sobreconduciendo la interpretación, vamos a decir.

Dice Srce en el comienzo mismo del texto titulado "2 de febrero de 1907" que "la abrumadora sensación de que nunca a nadie le importa nada se sostiene en el anonimato como entelequia identataria. La ausencia de rasgos distintivos convierte al sujeto observador en un Velozjero cotidiano,un ser sin ancla ni brújula para quien toda dirección y rumbo a tomar llegan siempre a un mismo lugar: el anónimo, la anonimia."

Sergio Osta, traductor y único especialista conocido en la obra de Srce Pojdel tradujo el concepto que Pojdel llamó "rýchtujúcich" como "Velozjero" basándose en que las palabras eslovacas rýchla y cestujúcich significan Veloz y Pasajero, respectivamente. Más allá de si la traducción al español le es fiel o no a la idea del autor, tenemos que ahondar en la reflexión de Srce para seguir delimitando el campo de estudio que el autor desarrollaba.

Dice Srce, unas páginas más adelante, "hay en la masa un impulso sobrecogedoramente nihilista que invita a la euforia silenciosa, la praxis de la inacción, revolución per se, autoinvitación y desplante; ciudad hipodérmica"; y añade Osta, el traductor, que "aún hoy, casi 100 años después, seguimos perteneciendo a la época de la repetición de estereotipos, cuando parece que vale más ir con la corriente que ser auténtico"; pero sigamos con las reflexiones centrales que se han podido pasar en limpio, con Srce Pojdel lo más al desnudo posible, dice el autor que "esa masa informe de seres no tiene ni nombre ni apellido, todos son ´gente´, sin más, las caras desconocidas son todas iguales y lo que se configura es un tejido vivo de elementos que parecen moverse, pero hacer siempre lo mismo no es Movimiento. Moiras fumando opio en pipas de vidrio lo han enredado todo terriblemente deviniéndolo en colmena. ¡La Moira ha muerto! Y conquistar la diferencia sólo es posible en ausencia de lo normal, en evitar la prescripción del comportamiento, en el artificio del ser exterior. El asunto de si lo igual tiene un valor depreciativo carece de sentido ante la inminencia de que Igual es una taxonomía caprichosa." Cierra Srce.

La publicación incluye un apartado de Osta; traductor, reseñista y filósofo, todo al mismo tiempo si es que estas tres cosas pueden no ser una misma. Comenta Sergio Osta: "Lo Igual es diferente, no existen cosas iguales. Igual de grandes son un Panzer alemán y un elefante, pero el paquidermo (por suerte) tiene memoria, no así los crímenes, que piden el más impune olvido". La traducción del complejo texto hilado por Pojdel prosigue: "Si conquistar la ilusión de identidad es obtener la propia diferenciación, como el oro se diferencia de la piedra insignificante, si aludir a la identidad como diferencia es una tautología, qué decir de conquistar la indiferencia, forma de obtener el aletargante placer narcótico de pasar inadvertidos, infiltrarnos en la masa, ánimo lindante a la oligofrenia extrema salvo lo usemos para corromper dicha masa, desviarla de ese surco de intereses pervertidos, fuera de lugar. Un cerebro sin retazos ni remiendos no es un cerebro, el todo sábana, el monocromo de repeticiones no es tejido, no es idea." Para Srce lo distinto y lo indistinto parecen señalar condiciones de valor, enfatiza con elocuencia más adelante, que "el elogio de la identidad destruye la esencia. En su frenética búsqueda de algo ´único´, el humano reconstruye su ser sin detenerse a considerar, una vez más, el mentado hecho de que nada se parece demasiado a sí mismo, el no menor detalle de que nada tan viciado de autocomplacencia y masturbación como la filosofía podrá decirnos nunca nada sobre el organismo que tal vez seamos, tenemos sociedades de masa uniformada del mismo modo que tenemos filósofos con profesión de filósofo, empleados uniformados obligados a marcar tarjeta para construir reflexiones raras, entreveradas o cuando menos ´distintas´ sobre el ser humano y su convivencia en civilización, como sociedad tenemos los filósofos que fabricamos, empleados en líneas de montaje del pensamiento más sesudo e intelectual".

Llegamos entonces al clímax del planteo de Srce Pojdel, que no era la identidad del ser sino la vanidad de la filosofía, representada en la burocracia de sus parlamentarios, los filósofos con sus "vicios" que no dudó en denominar como "masturbación", es decir "placer autoinflingido". Pojdel carga de veneno sus peores dardos y hace un solapamiento sobre la típica crítica a la sociedad de masas, su crítica se dirige a la soberbia con que los filósofos aceptados por la academia se jactan de saber algo sobre su objeto discursivo: el humano.

"La identidad y la no identidad son puntos de partida infértiles para razonar, son supuestos dados como hechos, oposición propia de la cabeza de un citadino para quien ´todo es igual´, en tanto Masa, cardumen. Lo diferente no tiene valor real, se sostiene en un encofrado abstracto sobre el que desperdiciamos papel, árboles que mueren gratuitamente para complacer la pequeñez espiritual de algunos docentes universitarios del ancho ojo Europeo. El movimiento repetido de lo mismo no es sino inmovilidad, opinar una vez más sobre la pila de opiniones muertas que la academia ha venido encumbrando y encajonando hace decenios no es movimiento, es más de lo mismo, otro obrero justificando su empleo y salario. Nunca hay lugar para una contemplación inmóvil del Noúmeno kantiano, siempre se le juzga, y se le juzga no para aportarle algo sino para autoconferirse el trofeo de la mejor penetración sexual, para tener un sexo superior al del rival en la manada. La filosofía no es mas que una forma sofisticada de competencia sexual, la academia filosofa para cobrar un salario y para obtener un reconocimiento de sus propios componentes, a los que se busca seducir. .Comer, ser reconocido y deseado son el verdadero leit motiv de la filosofía contemporánea." En lenguaje coloquial, podemos decir que Pojdel no deja títere con cabeza y se lleva todo por delante, claramente se trataba de un autor con ideas de difícil digestión académica, sin embargo esto no es más que nuestra interpretación, muy personal y contaminada del aturdimiento producido por horas de cursos en universidades uruguayas. El traductor de Srce Pojdel, Sergio Osta, sin quien nos habría sido inviable llegar hasta algunas de las ideas del casi ignoto autor esloveno, interpreta con algunos matices el texto que tradujo, dice Osta que "eso-que-se-mueve es lo que el ser humano puede interpretar, como ese viejo turista brasileño que una mañana del 6 de agosto de 1945 creyó estar ante una hermosa mañana para pasear en Hiroshima. Nada es lo que parece ser y Pojdel nos lo dice con la removedora tranquilidad de un torturador que anda a las carcajadas picana en mano... y vaya que sabemos de esa cruel carcajada... a su reflexión, como a la masacre de Japón y a los torturadores que dejaron una herida abierta, sólo sobrevivieron algunas cucarachas, unas latas de conserva y un ejemplar del Ulysses de Joyce escrito en lenguaje en un inglés más imperial que nunca."

3.9.12

Semáforo vengativo

¡¿Cruzo o no cruzo, en qué quedamos?!

La muerte del semiólogo Roland Barthes fue de lo más irónica y lasciva. Barthes consideró durante toda su carrera como estudioso de los signos de la comunicación que los signos relacionados con cosas triviales, como los semáforos, eran signos de índole menor, con menos relevancia que otro tipo de signaturas.
Kilómetros de tinta derramó casi proféticamente Barthes denostando la importancia de los semáforos como parte de un conjunto de signos, y lo que como signos pudieren representar (Acceda / Preste Atención / No Acceda).
El hecho es que Roland Barthes murió cruzando un semáforo en rojo... lo pasaron por encima a mejor vida.


1.9.12

El final de alguna cosa

Al fin y al cabo, cuando muere un solipsista todo se va con él (...) la anomia y el solipsismo (son) una forma peculiarmente americana de soledad: la perspectiva de morirse sin haber querido nunca a nadie más que a uno mismo.
Hablemos de langostas, Capítulo “Ciertamente el final de alguna cosa,  o por lo menos eso es lo que a uno le da por pensar” (sobre Hacia el final del tiempo de John Updike)

muerta en vida y viva en muerte

Cierto experimento hecho con homigas llamó mi vólatil atención. Según la experiencia, un científico (apellidado Wilson) había notado que cuando una hormiga muere, las otras se anotician por cierto olor que desprenden unas feromonas que "desparrama"; acuden a ella y la retiran para colocarla en el lugar donde ponen sus residuos, lo más parecido a un cementerio que tienen.
Este tipo -Wilson- hizo la experiencia de embadurnar a una hormiga viva con esas feromonas para jugar a ver qué sucedía. Corroboró que la hormiga viva era trasladada por las otras mediante uso de la fuerza bruta como sólo una hormiga sabe hacerlo hasta el lugar de los desechos.
Cuando la hormiga lograba salir de ahí era sistemáticamente repelida por las otras y vuelta a colocar en el mismo sitio. O sea que no las podía hacer entrar en razón, digamos.
El hecho es que la historia termina en que no sé si Wilson habrá sentido remordimientos por haberle impuesto semejante destino a la hormiga desprevenida o habrá sentido que hacía algo que produciría un importante progreso para la ciencia.
¿Cuántos morimos en vida para el mundo, que se empeña en enterrarnos vivos?
¿Quién no ha pensado alguna vez en las hormigas que pisa al caminar?
¿Quién no ha sido una de ellas?
¿Por qué estaré haciendo tantas preguntas estúpidas?


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...