30.5.12

La estrategia fatal de Twitter

Twitter mata graffitie

Baudrillard, en Las estrategias fatales, hablaba de la muerte por proliferación, por exceso, del cáncer en la sociedad. Decía que cuando algo excede la proporción lógica de su presencia, tiende a morir. Eso es el cáncer, un cuerpo desbordado. Twitter tiene características de cáncer comunicacional, una maraña de mensajes amontonados sin sentido ni interrelación necesaria. En una misma frecuencia se solapa un comentario sobre el clima, el gol de la semana, el link vital del momento y la reflexión filosófica / política que cada uno gusta realizar. La acumulación de aforismos reducen a la brevedad cualquier posible fórmula compleja o más amplia, la ansiedad de "ser oído" y señalar el camino intelectual o paródico genera un comportamiento parecido al de un niño haciéndose ver. La muerte por proliferación que mencionaba Baudrillard (que no tenía nada absolutamente que ver con Twitter) bien puede reflejar cómo se puede perder el foco de algo interesante en ese libro de aformismos comunitario, escrito por personas (cuando no un bot) que invitan a la más sincretica de las religiones contemporaneas: la opinología. 

27.5.12

Nota Mental


Nota mental: la esclavitud fue un sistema útil a los fines de la sostención de grandes comunidades como la griega, por ejemplo. Los mismos griegos que pregonaban la Democracia y densos postulados primigenios de lo que luego sería conocido como Ética, Deontología, Derechos y Moral, era los que al mismo tiempo que desarrollaban semejantes ideas (nunca antes expresadas con esa claridad) vivían en sociedades en las que cada un (1) hombre libre había un promedio de entre 10 y 12 hombres esclavizados, aparte de que más vale ni mencionar el escalón inferior al que las mujeres eran empujadas en dichas sociedades. Una manga de hipócritas y mojigatos.

La esclavitud, tal como la entendemos hoy día, se abolió no porque una gran revolución social generó presión para llegar a ese resultado (teoría que organizaciones cándidas y muy inocentes, desde mi punto de vista, como Amnistía Internacional sostienen hoy día) sino que fue abolida (en el mejor de los casos) porque alguien se dió cuenta de que era más barato pagar sueldos de miseria que encadenar gente para luego tener que hacerse cargo de que sobrevivan lo suficiente como para: 1 – trabajar para alguien. 2 – reproducirse para que al morir alguien los suplante.
Este tipo de ideación no es mía, para nada, son cosas que le vinieron a la cabeza a un señor llamado David Ricardo, hace bastante tiempo, el suficiente como para que hoy día este señor haya sido completamente olvidado.

26.5.12

Todo preso es político

Soda es Marketing, los Redondos es mística. Aguante los Redondos!


Tweet de L.A.Lacalle Pou, político devenido en rockero antisistema; 9 de mayo
LINK

25.5.12

Tengo fiebre, entonces comparo todo lo que existe con una fiebre

Eso quiere decir que tu vida está en un momento de transición. Pero tu vida entera es una transición. Nada está terminado o completo, todo se recompone a medida que seguís, y el punto de ruptura en el cual decís “esto termina acá” es un supuesto hecho por vos. Es una fiebre que no termina porque nunca comenzó, pero siempre gira y late, junto con vos.






 


Dando click en estas letras pueden bajar sin más trámites el disco de la banda Who Cares, grupete del inefable Tonny Iommi, el padre del heavy metal, el creador de su sonido característico, el guitarrista sin un dedo. 

23.5.12

Como siempre, mostrando mi hermoso público objetivo

Una belleza de bichito, no sabe escribir pero lo que cuentan son las ganas...   
De alguna forma llegaron hasta el blog... preguntáte

20.5.12

No estoy pudiendo escribir.




El des-vacío: anti-conquista y no-fundación de la in-ciudad. Engullir la rutina, expeler la calma-desesperanza. Repetir un mismo molde, imitar que somos lo de ayer y pensar que podemos ser lo de hoy.
Buscar en una habitación blanca a plena luz del día y con los ojos bajo una venda blanca, buscar un trozo de algodón manchado de tinta blanca.

17.5.12

Sos cagón, sos cagón, Hitler sos cagón


pearl jam live on two legs 2011 fabulosa opera grunge llevada a buen puerto por bardo de perla.











el futbolismo ha llegado a la lucha por los mínimos derechos humamos. habría que añadir algo así como "hitler siempre corriste" "goebbels a quien le ganaste" "los gitanos del parque mandan" o bueno, decenas de cosas por el estilo que les dejo a los lectores. se aceptan sugerencias.

Escher

Maurits Cornelis Escher o M.C Escher, o Escher...



Holandés él, es uno de los más talentosos en lo suyo. La litografía y el grabado en piedra.
Un total genio. Popular por sus figuras imposibles consumadas durante su carrera.



Desarrolló varias tecnicas de dibujo ornamental, elaborando luego de 1941 especialmente lo relacionado con la partición regular del plano y el uso de patrones que rellenan el espacio sin dejar ningún hueco.




Se dice que en sus últimos años de vida, a pesar de que no perdió el talento, se estaba volviendo totalmente loco.

Dejo algunas frases que se le atribuyen a su autoría
Mis ideas están basadas en mi asombro y admiración por las leyes contenidas en el mundo que nos rodea. Quien se maravilla de algo, toma conciencia de algo maravilloso.
Lo bueno no existe sin lo malo, y quien acepta la existencia de dios tendrá que concenderle al diablo, recíprocamente, un puesto del mismo rango. En eso consiste el equilibrio.
Mi trabajo es un juego, un juego muy serio.


La hermosa bauhauss parece haberle dedicado un disco llamado stairway to escher, jugando seguramente con la famosa escalera de led zeppelin



 

He aquí algunas litografías más; la la izquierda de se títula Serpientes (no era especialmente creativo con los nombres) y pertenece a los últimos días de su vida...




Click para agrandarlas:



10.5.12

Hablemos de turismo


Se me dió por fijarme en el turismo, cómo funciona y trabaja, al menos una parte del turismo. Se puede decir que la base ontológica que describe la tarea en sí es algo como "definir un punto de interés, mapearlo, empacarlo y a vender". 
O sea: querés visitar Ciudad Chuminga. Es grande, toda no la podés ver. Bueno: Yo, agencia de turismo Fulano, te armo un paquetito, decido por vos qué es lo más interesante, el precio más conveniente, el transporte más conveniente, te digo fecha, hora y lugar, y te paso a buscar. Vos Gardel; yo sé, vos no.
La agencia de turismo asume que el turista es un imbécil que, con suerte, le pegó una ojeada a Wikipedia. Ojo, en muchos casos tiene razón, porque así como hay agencias que reducen el turismo a una cuestión Fast Food, también hay turistas que llegan a una ciudad y lo primero, pero lo primero que hacen, es meterse adentro de un Shopping Center. 
Ahora veamos al guía, un chanta de condiciones interminables. El guía va a tener que meter un discurso explicativo de una plaza o una estatua a unos 30 o 40 chinos que en su puta vida escucharon hablar de Lavalleja, así que tanto da decirles que Lavalleja fue un músico o un político, o todo junto. Cuando sos guía turístico podés frenar delante de una piedra sin sentido e inventar una historia. Podés parar en la esquina de un parque y ponerte a tirar fruta, “en este punto exactamente en el que estamos se declaró la independencia” de tal y tal cosa.
El último grito del choreo turístico lo han dado un grupete de protoperiodistas deportivos rezagados que no consiguieron lugar en alguna radio am mamándosela al locutor de turno. Estos simpáticos muchachos te hacen un tour futbolístico que incluye cosas increíbles como “tickets” (una entrada, si es para ver a Peñarol con dos por uno, y capaz que hasta revendida, con lo difícil que es conseguir una entrada para mirar el prestigioso fútbol oriental). Ya me los imagino, encima de un ómnibus, parando frente a cualquier casona que vean por ahí y diciendo “aquí fue donde nació y se crió el Chino Recoba” y repasando la carrera de tan ilustre fracasado oriental. O también, porque no, parando frente a cualquier descampado e inventando que tal o cual futbolista dió sus primeros pasos peloteando ahí, para el asombro de los 30 pelotudos que pagaron por algo que no deberían pagar, porque aparte es una fruta monumental.

Hace meses que sostengo que como país no hemos explotado el turismo dictadura. Hay una cantidad importante de gente, sobre todo argentinos, que tiene un morbito muy especial con regodearse de ver lugares dónde hubo torturas y cosas así. En Argentina el ya famoso Centro Clandéstino de Torturas de Orletti (base del Plan Cóndor cuyo nombre se debe a un error de lectura de un cártel) es ahora un memorial que hasta página web tiene. En Uruguay, como la idiosincrasia es otra, a la cárcel de Punta Carretas, donde se aburrieron de torturar tupas (mentira, no se aburrieron) la convertimos en un Shopping (¡Uruguay, Uruguay!). Tuve oportunidad de trabajar en un hotel, uno muy viejo, derruido y venido muy a menos. En varias ocasiones llevé a turistas argentinos a los fondos de dicho hotel, que estaban compuestos enteramente por paredes descascaradas, ladrillos a la vista (viejísimos, casco antiguo de la Ciudad Vieja de Montevideo) y cosas así. Ya tenía el discurso armado, le decía a los argentinos que ahí, en esos rincones sombríos, viejos y mugrientos se habían escondido decenas de Tupamaron durante la dictadura. Los porteños felices de la vida, como locos ¡se sacaban fotos! Sacáme acá, sacáme acá. Recuerdo que una pareja (muy simpática, realmente me caían bien) llegó a preguntarse con muchísima ilusión si “¿Pepe (por Mujica, claro) estuvo acá?” ante lo que me felicito por lo que considero una hábil respuesta: “mirá, si te digo te miento, no te puedo decir que sí ni que no porque yo no era nacido en ese entonces, pero que gente que andaba con Pepe estuvo es algo seguro”.

Opino que como país tenemos un caudal ocioso de mentiras sobre dictadura que podemos utilizar muy bien en términos turísticos. Podemos agarrar, por ejemplo, un árbol cualquiera, y decir que de ese árbol los milicos colgaron decenas de Tupamaros en ejecuciones públicas o algo así. Hay gente que quiere oír ese tipo de cosas, que viene a Uruguay a regodearse en el asco que residió o pudo residir adentro de la cabecita de un milico enajenado.

  

9.5.12

Edén



Sagan está muy heavy, Los Dragones del Edén es una gran libro, su introducción nada más nos hace relativizarnos mucho, casi un libro de autocomplejización. Lo complicado es leerlo, porque al muchacho se ve que mucho no le interesaba que lo entiendan, entonces se dirije a un público medio elite.

En este link pueden leer el libro.

7.5.12

Pasatiempos newtonianos

Bien, vale decir que no había TV, radio, play station ni fútbol.
Hecha la salvación, pasemos a lo que motiva el post. El eminente Issac Newton tenía unos hábitos medio jodidos cuando andaba con tiempo libre. El ocio le pegaba para el lado experimental; en uno de esos experimentos quizo ver si pasaba algo mientras él jugueteaba con su ojo.
El jugueteo consistió en tomar una aguja de considerables proporciones y hacerla "caminar" por el cuenco de su ojo, justo entre el hueso y el globo ocular. ¿qué buscaba con esto? bueno, no mucho, ver qué pasaba cuando hacía presión desde abajo del ojo hacia arriba.
En la imagen vemos páginas de un diario de apuntes del mismísimo Newton (serás un gran físico, pero tenías una letra de mierda ininteligible, Issac...) y en las páginas están las claras menciones a este experimento con los dibujitos y todo, como pueden ver.
Lo único que Newton notó fue que en sentido opuesto a dónde estaba la aguja haciendo presión, aparecían puntos ciegos, o circulos blancos y negros.


Este tipo de experimentación no era una cosa súper novedosa en la época, a ver, esta gente vivía para eso, no descubro nada diciendo esto.
Está el caso del neurólogo, Henry Head, quien para entender realmente cómo funcionaba la sensiblidad en un brazo no tuvo mejor idea que, con la ayuda de un esbirro, cortarse los tendones, reconectarlos y luego ver cómo se recuperaba el tacto.
Lo que Head hacía durante toda su recuperación, que le insumió casi un año sin tener sensibilidad en su brazo, era meter el brazo en baldes con agua fría o caliente, prestando atención para ver si sentía algo.
las conclusiones de su tremenda tarea fueron que el tacto es un cúmulo de sensaciones que el cuerpo percibe y forman una; y no una sola cosa ontológica e indivisible. Esta conclusión se desprende de datos anormales, como por ejemplo que los primeros estímulos que brazo operado comenzó a sentir fueron los del agua fría. Sintiendo días después el agua caliente y semanas más tarde, los pinchasos de una aguja, hasta ese entonces inocuos en su sistema nervioso.

En la foto vemos el brazo del propio Head durante el experimento. A medida iban pasando los días, Head iba marcando sobre su propio brazo en qué partes sentía cosas en qué partes del mismo no lo hacía.

3.5.12

Entrando a otros barrios

¿Quién critica al crítico? 
Quién le da al crítico la potestad para decir "este es mi barrio" (en términos artísticos, por ejemplo) y desde qué autoridad es que ese tipo se encumbra para educar al resto de los mortales (¿?), impuros y no críticos (la existencia de críticos supone la existencia de no críticos, por aquello del principio de identidad de la lógica preposicional, de que cada X contiene a su opuesto, lo cual le da identidad a dicho X).

Podemos hacer un análisis más bien real prejuicioso del ambiente uruguayo, dentro de éste análisis, diríamos que si bien es bueno tener el recaudo de que puede que no haya excepciones, el común de los tipos autodenominados como críticos son tipos que lograron acomodarse en un medio de prensa, ya sea mediante amigos, familiares, presiones, guita o quién sabe cuántos otros métodos. Este análisis obviamente desconoce la existencia de casos particulares y habla de un lobby intelectual amistoso grupo de personas dedicado a la reproducción de sí mismos trabajar denodadamente en pos de un buen producto.
Ahora ¿el hecho de que quienes ejercen como críticos de algo sean una manga de acómodados amigos los inválida? En términos lógicos no, simplemente es una condición más. En términos morales la discución puede (y debe) ser eterna.
Alberto Kesman resumió su sentir cuando le preguntaron si era ético como periodista andar acomodando a su hijo (que no es otra cosa que un crítico de fútbol, uno con poco talento y escasa habilidad, opino). Kesman retorizó algo así como ¿qué padre no ayuda a su hijo?. Bien puede decirsele que como padre es una gran obra benéfica ambulante pero como periodista es un gran padre. Más que nunca Kesman es Kesman, el padre es el hijo, ahora. De todas formas hay casos de acomodados que ejercen buenas labores, creo que Diego Muñoz es un ejemplo hablando dentro del mismo palo (un palo no más tendiente al acomodo que otras ramas del arte).
Por otro lado tenemos a aquellos que consideran que para criticar hay que haber estudiado. Eso es, en términos de P. Bourdieu, violencia simbólica, y en términos de M. Foucault, moral técnica ¿de haber estudiado se desprende la cosa que le confiere autoridad a una palabra? Tantas vueltas, tanto citar autores y al final mi tía (peluquera amateur) tenía razón cuando decía "¿viste la diferencia? lo que es haber estudiado, eh", y mi tía no estudió para decir eso, pero puede determinar que quien estudió tiene siempre razón. Es buenísimo, porque roza el borde de la más radical tecnocracia, una sociedad con profesionales para todo. Es entonces que nos encontramos con que tenemos carreras de la cantidad de pelotudeces cosas que a uno se le pueda ocurrir, como si no alcanzara con los politógos (¿qué es lo que hacen?) y los creativos publicitarios (como si la creatividad pudiese enseñarse como una disciplina más).
De todas formas, empero todo lo escrito, tengo que ser honesto y entender que estoy criticando a los que critican, o por lo menos poniendo en duda la supuesta autoridad tácita que éstos tienen. Autoridad que, de algún modo al escribir, me estoy arrogando. Por lo tanto no soy más que un mentiroso, un tipo que crea y cae en su paradoja, porque puede que el valor de la crítica es que los mismos argumentos con los que se legitima son los que pueden ser usados para deslegitimarla.
Por eso hice una pequeña salvedad al mencionar que una cosa es la crítica en sí, como cosa teórica. Y otra cosa, muy distinta, es la crítica en Uruguay, donde lo que hay no son críticos, son ninis que tienen que justificar un sueldo, gente que se gana el pan opinando.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...