31.3.12

Baldoza falsa

Una de las cosas que más me enloquece de  lo urbano son las baldozas falsas. Es una cuestión moral, puedo venir completamente empapado, puedo caminar horas bajo lluvias torrenciales, pero aún estando totalmente mojado si piso una baldoza falsa me siento estafado, agredido en mi buena fe, un pelotudo. Uno va y pisa confiado, tranquilo, suponiendo que lo que hay debajo de la planta del pie es un poco de piso, firme y estable, y salta un chorro de agua que no interesa si te moja o no, deja en evidencia el engaño pavimentístico. Prefiero enterrar el pie en un charco de medio metro de profundidad antes que pisar una baldoza falsa. Son los momentos en lo que uno se dice ¿esto pasa en el primer mundo?

27.3.12

El Publi-ser.


Hacer-ser del joven promedio, imitativo. Comerciales orgiásticos reproducidos por cervezas, como gusanos en cadáveres. Ideal de vida del púber contemporáneo, imagen sin contención ni contenido, imitar un reclame que sale en tele.
Fagocitarse a uno mismo, como un caníbal egocentrista. Consumirse para cagar un nuevo ser, lleno de prenoción y de mamífero contemporáneo, hay que divertirse y cometer excesos, la vida es para pasarla bien. La fiesta es lo bueno, lo útil. Divertirse es “saber vivir la vida”. La vida está hecha para ser sonreída “¿y a éste qué le pasa que no le gusta salir?” Utopía contemporánea del adolescente, que adolece preguntas y repite hasta los gestos que aprende. Se inyecta, se subvierte didácticamente la idea de cómo es eso de entretenerse. No es un lavado de cerebro porque al cerebro no se lo nombra. Directamente se apunta a la piel, tegumento meramente sensible en este postulado.
Divertirse, niños, es bailar, sonreír, cantar, ser flaco y usar shampoo. Divertirse es una flatulencia comentada en una red social. La civilidad obediente, las reglas del consumo son más importantes que la constitución, si hasta tenemos quienes rompen la constitución para obtener un poco de dinero con el que consumir algunas cosas.
Hay comerciales que nos van diciendo cómo es eso-de-ser. Que nos dicen qué es lo que tenemos que decir que deseamos, para que el resto diga como que nos cree que nosotros hacemos que creemos desear algo. Todos hacemos como que, todos fingimos, nadie es. Televisores con hiper resoluciones digitales que nos ayudan a ver con más calidad la misma mierda que nunca quisimos ver ¡pero es HD! Lo que a mí me molesta es que tengo envidia por no tener una, claro, es eso. Terminamos comprando el último grito de la tecnocracia para ver “lo menos malo”, porque parecería que la opción de apagar el televisor no existe. Dentro de poco alguien tendrá la honestidad intelectual como para fabricar un televisor sin botón de apagado, nadie lo notaría... a esta altura es un gasto innecesario incluirlo.
La ley del reclame nos dice qué desearemos, pero también nos dice qué nos excita, qué nos enamora, qué nos conmueve. El reclame nos lo dice todo.
Encontrarnos en nuestra manada imitativa es fundamental, son los vertebrados de piel de espejo, buscan reflejar lo que ven. Son chivos ambulantes, son comerciales publicitarios con patas. Buscan afanosamente comportarse como el actor que ven en el comercial, reír como él, hablar como él, mear como él. La diferencia está en que el actor está disociado, actúa. En tanto que el imitador no está disociado, el imitador está camuflado, es una mimesis de algo que no existió más que en el libreto de un publicista que quería engrosar su billetera y estaba convencido de que tenía los hilos de la marioneta. Está es la parte en la que proclamo innecesariamente que habría que dinamitar todas y cada una de las agencias de publicidad con sus respectivos cerdos adentro. Son serviles a la (pre)fabricación del artificial, de un (no)ser publicitario; hecho para ser público y púbico. Construcción estandarizada de engranajes, pose, fraude y careta, fantasma que se pisa su propia sábana.
Veremos el estándar de mujer que tenemos que decir que deseamos. Y lo vamos a decir tan fuerte que hasta nos lo podemos llegar a creer.
Todo esto tuvo su apoteosis, su paroxismo y quintaesencia. Hace no mucho más de cinco años, una de estas marcas de cerveza tuvo la elocuente idea de convertir los comerciales en realidad. Fue así que se usando un bar en la esnobista y ruidosa Ciudad Vieja, dió inició a una serie de concursos en los cuales el premio era “una fiesta con el bar a tu disposición para ti y tus amigos, con canilla libre de alcohol”, boom. La fiesta perfecta, idéntica a un comercial de los que salen en la tele. Amigos, un bar, mucho alcohol y ninguna necesidad de recordar que se está vivo. Fue la obscenidad del ser imitativo. Nula capacidad de creación de un ser propio. Se ha nacido para reproducir otras cosas que no tienen mucho que ver con nosotros. Total y completa sujeción voluntaria del albedrío ante el capricho de un publicista narcótico.
Ninguno de esos imberbes es adicto al alcohol, ni siquiera al consumismo más salvaje. Son adictos a la imitación. A su eterna e interminable reverberación asexuada.

24.3.12

23.3.12

La paradoja del Dr Casas como personaje real

¿soy yo o todos aman al Dr Casas hasta que les toca un enfermero (o una abogada del mismo) que se comporta como él?

22.3.12

Apofenia


Un día tras otro, idénticos, como calcos superpuestos. Mudar de piel, parpadeo vital, asunción de la réplica constante de vivir. Suponer que cada día pertenece a una misma vida. El hecho de los días con actividad biológica se repitan no implica que realmente estemos ante una “vida”.

19.3.12

Esa costumbre de durar



dice RBarthes en El grado cero de la escritura:

"es necesario destruír la duración (...) el inefable lazo de la existencia"

Barthes, el mismo que mencionó "el lujo nunca es inocente", y que luego los redondos de ricota copiaron con aquello de "el lujo es vulgaridad" que tantos graffities ha inspirado.

decía La Rouchefoucald que "esta vida debería corregir la -´intensa`, digo yo-  mania de ser"

16.3.12

Desafío a la razón

Explicación a prueba de idiotas



Hoy se cumplen 6 años de un crimen que nunca fue considerado como tal, que quedó sin responsables y fue encubierto por todos los grandes medios de comunicación bajo el titular eufemístico de "tragedia".
"Desafío al Corazón" fue un programa nacido después de que se hizo evidente que “la solidaridad da rating”, cosa que Humberto de Vargas (Humberto Gerardo Vitureira Paz es su nombre real) aprendió después de participar en la Teletón (participación por la que este señor fue el único de todos los “colaboradores” que le cobró dinero a la Fundación Teletón).

 


Desafío al Corazón lucró con necesidades públicas insatisfechas, usó la incapacidad estatal para resolver decenas de problemas de infraestructura como una plataforma desde la cual sacar provecho económico. Fue en marco de un “Desafío” mal organizado e inexplicablemente peligroso en el que se pidió a gente de Young que muevan un tren. Todo esto para recaudar U$s 30.000, para la calefacción del Hospital local.


Quedan preguntas colgadas, ¿Por qué no había un vallado acorde ? ¿por qué no había ni una sola ambulancia? ¿por qué no vieron necesaria la presencia policial para contener a tanto público? ¿Por qué se hizo junto al andén, y no en terreno abierto? ¿Por qué no se contrató un seguro? ¿Alguien piensa que si se hubiese contratado un seguro, (como es lo normal en cualquier país mínimamente civilizado) esto hubiese sucedido?
¿Creen que técnicos del Banco de Seguros, u otra aseguradora hubiesen permitido ésa enorme cantidad de gente en la vía y andenes, con una enorme mole rodando detrás, y encima con lluvia?
La producción de Canal 10 sólo se preocupó por parecer filantrópica cuando sus únicos fines, como los de cualquier empresa, eran obtener ganancia fácil. El crimen de 8 personas no sólo quedó impune, sino que recibió el absoluto trapo frío de los grandes medios, y llegó a generar un lavado de cerebro en todo Young, producto al cual los propios habitantes del lugar afectado llegaron a pedir que no se hagan investigaciones judiciales.
Cabe recordar que para la ocasión, Canal 10 tuvo la delicadeza de movilizar para el entierro de los 8 muertos a buena parte de su staff multiestelar, pusieron en primer lugar de la fila a “la niña mimada” del canal, quien dedicó sus mejores lagrimas para demostrarse afectada emocionalmente por la muerte de 8 desconocidos. Son fechas que está bueno no olvidar.


*  Post que usó material del excelente trabajo del/os autor/es del blog tragedia-de-young.blogspot.com

13.3.12

Loop


A veces sentimos que la vida se repite constantemente. Un eco o disco rayado en el que siempre las cosas son idénticas, un amanecer atardeciendo constante de soles que bajan y suben y bajan y suben... y bajan. A veces sentimos el cambio de piel ardiendo entre cada parte de nuestro cuerpo, sentimos la fría rutina, la arandela en la máquina, la producción en serie. Salimos a la calle y recorremos un par de cuadras para encontrar al mismo indigente pidiendo las mismas monedas en la misma esquina. Esperamos los mismos minutos en el mismo semáforo para poder cruzar delante de los mismos vehículos bajo el amparo cuidadoso de la misma luz verde. Codeamos la misma persona apurada que nos enfreta cada vez que nos sentimos así y pisamos la misma baldoza floja con el mismo grado de sorpresa siempre para luego sentir la misma molestia cuando nos salpica el agua embarrada, que a pesar de estar rodeada de una interminable serie de mismiedades nunca es la misma agua embarrada. Después de ese pequeño paseo y a pesar de nuestra búsquedade una alteración en la interminable serie de calcos diarios que llamamos vida, es que a veces sentimos que la vida se repite constantemente. Un loop, un eco o disco rayado en el que siempre las cosas son idénticas, un amanecer atardeciendo constante de soles que bajan y suben y bajan y suben... y bajan. A veces sentimos el cambio de piel ardiendo entre cada parte de nuestro cuerpo, sentimos la fría rutina, la arandela en la máquina, la producción en serie. Salimos a la calle y recorremos un par de cuadras para encontrar al mismo indigente pidiendo las mismas monedas en la misma esquina. Esperamos los mismos minutos en el mismo semáforo para poder cruzar delante de los mismos vehículos bajo el amparo cuidadoso de la misma luz verde. Codeamos la misma persona apurada que nos enfreta cada vez que nos sentimos así y pisamos la misma baldoza floja con el mismo grado de sorpresa siempre para luego sentir la misma molestia cuando nos salpica el agua embarrada, que a pesar de estar rodeada de una interminable serie de mismiedades nunca es la misma agua embarrada. Después de ese pequeño paseo y a pesar de nuestra búsquedade una alteración en la interminable serie de calcos diarios que llamamos vida, es que a veces sentimos que la vida se repite constantemente. Un loop, un eco o disco rayado en el que siempre las cosas son idénticas, un amanecer atardeciendo constante de soles que bajan y suben y bajan y suben... y bajan. A veces sentimos el cambio de piel ardiendo entre cada parte de nuestro cuerpo, sentimos la fría rutina, la arandela en la máquina, la producción en serie. Salimos a la calle y recorremos un par de cuadras para encontrar al mismo indigente pidiendo las mismas monedas en la misma esquina. Esperamos los mismos minutos en el mismo semáforo para poder cruzar delante de los mismos vehículos bajo el amparo cuidadoso de la misma luz verde. Codeamos la misma persona apurada que nos enfreta cada vez que nos sentimos así y pisamos la misma baldoza floja con el mismo grado de sorpresa siempre para luego sentir la misma molestia cuando nos salpica el agua embarrada, que a pesar de estar rodeada de una interminable serie de mismiedades nunca es la misma agua embarrada. Después de ese pequeño paseo y a pesar de nuestra búsquedade una alteración en la interminable serie de calcos diarios que llamamos vida, es que...

11.3.12

Excusas para escribirle a una buena foto


Evidentemente sacarle fotos a alguien que saca fotos está muy bueno.
La foto deja pensar sobre ese viejo clisé (clishé, o cómo mierda se escriba) de que la prensa tiene poder y demás, la cámara de fotos sería en tal interpretación una forma de arma.
Ese tipo de lógica medio básica de que la prensa puede ser un revólver supone algo que hoy por hoy está siendo trastocado, que es la lógica emisor-receptor. Hoy día cualquiera puede ser el tipito con la cámara de fotos delante del shuta, y cualqueira puede, en cierta forma y en orden a ciertos recaudos materiales, publicar su forma de prensa.
Mundillos como Twitter tratan de invocar viejas panáceas hiper comunicativas de emisores y receptores en un mismo plano. A esto se puede consignar que la base de la existencia de Twitter parece estar en tener un fetichista contacto directo con "el famoso" de la comunidad, ya que ese parece ser el atractivo especial de dicha empresa. Detrás de eso aparece gente usando un muro colectivo para hacer un comentario tras otro, de forma compulsiva y retículada, considerando la noticia como esa-cosa-suceptible-a-ser-linkeada-/-compartida. El periodismo moderno carece así de valores de profundidad, exhaustividad y compromiso para dejarle lugar a un periodismo de links, tuits y comentarios de diversa índole (diversa índole es un binomio bien periodístico, te hace parecer más serio...).
Cualquier apocalíptico puede suponer la muerte del periodismo investigación como tal, que muda de piel para dar a luz un nuevo modo de periodista opinólogo, que todo puede opinarlo con (sin) propiedad suficiente, abusando de la pertinencia precoz de Wikipedia y demás aliados del Fast Journalism, la versión del periodismo pero sin tiempo, para que puedan acceder los devoradores hambientos e insaciables de noticias.
La metáfora / imago que deja el chico con la cámara de fotos no es lineal y unívoca, remite a nuestra contemporaneidad y lo que vivimos cómo lo vivimos. La imagen evoca una reminiscencia a un tiempo sin reminiscencias, donde el periodismo-arma consistía en una valor soterrado a la actividad informativa, el valor del descubrimiento y la búsqueda de una verdad (oculta) que haría posible (dominó) una sociedad más justa (término polisémico y manoseado si lo hay).
No es lo mismo la expresión / representación del periodista que usted interpreta que la existente en otro contexto.

9.3.12

Autocondición

Imago tomado de arenaldelineas.blogspot.com/
¿Vos no podés hablar de otra cosa que no sea de vos, no?
Dijo con molestia una persona que quería que hablen de él








3.3.12

El ojo blindado

Imago tomado de lascronicasdelojoblindado.blogspot.com/
En El Ojo Blindado (1997), libro de Fernández Romar, la idea de posmodernidad es asociada a una nueva Era del Vacío , un nuevo individualismo y a una sed insaciable de espectáculo.
Todo coincide en la angustia ante el silencio, la necesidad de todo taparlo de ruidos y significaciones que nos hagan suponer que entendemos algo que nos es ininteligible. Tienen estos autores en común, la idea de soledad a pesar de megapoblaciones y megaciudades. La falta de sentido en una vida que nunca encuentra éxtasis puesto que tiene su meta en el consumo constante y acrítico, meta utópica que sólo nos hace consumirlo todo, el amor, la política, la vida misma. Todo se puede comprar o vender, sociedad que está donde hay alguien dispuesto a vender algo y alguien dispuesto a comprarlo. Todo es, o puede ser, un producto. Vida programada, cerebro zipeado.
Influencias como Lipovetski, Marcuse, Postman, cosas que remiten a Lakatos, a Baudrillard y alguna idea que bien podría haber estado desarrollada en uno o dos libros de Phillip Dick pueden verse desarrolladas aquí. Todas coinciden en el viejo clisé de "me quejo de un sistema al cual le edito un libro" pero al mismo tiempo uno supone que alguien tenía que decirlo.

1.3.12

Mvd, ciudad con letras







Invasión de horcos

Sepan los amables comentaristas del blog entender: La triste invasión de probables bípedos escapados (seguramente) de foros parecidos a los que hay en Montevideo Portal ha motivado la activación de filtros para los comentarios, los cuales serán correspondientemente censurados basándose en un criterio similar que que Luis XIV usaba en las Letres Eachet (leáse: borraré lo que se me cante para que no me jodan más). A esos probables bípedos les pido que se abstengan de prodigar su resentimiento y aires de sabiduría por estas idiotas tierras digitales, yo ni siquiera tengo cuenta en Mvd.com así que no merezco ese destino, soy un simple humano que se considera superior al resto, casi un comunista...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...