27.11.11

Adictos a comunicar




De difícil entramado, cómo la gente es hipercomunicativa. Voyeurismo y obseción de todo informarlo. Un negocio para quienes sostienen las correas, está bien (aunque está mal, "está bien" es más una idea de asumir las cosas y listo), la vida es un negocio. Pero sería bueno repensar si a alguien realmente le interesa cada detalle de tu vida.

26.11.11

El futuro del tiempo


Download Pretty Hate Machine - NIN













El tiempo como valor de cambio
el tiempo sustituyendo al dinero
trabajaremos para ganar salarios en tiempo
el mundo abstraerá la vida y su duración
y duraremos en función de cuán preparados estemos para juntar tiempo en nuestro banco de tiempo
padres regalarán horas de sus vidas a la cuenta bancaria de sus hijos
y morirán antes en un acto de amor y valentía
dándole más horas de vida a sus hijos
el tiempo será el ente a comerciar
los ladrones robarán horas para vivirlas
los prestamistas prestarán horas de vida
a ser pagas con intereses
los niños pedirán una hora de vida para comprar alguna tontería
es el futuro
ese lugar (que no es un tiempo sino un lugar) a donde aún no llegamos
y dónde todo será tiempo_

25.11.11

Sus ojos se cerraron


Keeneth ya no comenta cuál es su frecuencia.
Ya nadie pierde su religión,
el último tren a Berlín se fue sin pasajeros.
No hay quién haga la imitación de la vida
nadie te pide que lo dejés entrar, Kurt
nadie conduce, no hay más misterios
es un pésimo día, pero ya no hay malos días
ya no es el fin del mundo, eso fue hace rato
esto es algo mucho peor que eso,



R.E.M. detuvo tántricos años de acústica y distorsión, como una de esas cosas que se extinguen sin más.

Va a ver que comenzar a conseguir bootlegs en vivo de estos genios, va a ser la forma de mantenerlos editando lo que dejaron de editar.



COMO POR EJEMPLO ESTA MARAVILLA - R.E.M. LIVE AT WINSCONSIN 1982 QUE OBTUVE DE ESTE HERMOSO LUGAR

22.11.11

Two headed dog


En 1954 el cirujano soviético Vladimir Demikhov, en uno de esos famosos experimentos para ganarle la pulseada a los yankis, tuvo la maravillosa idea de implantar la cabeza de un perro en otro, consiguiendo un perro con dos cabezas. Demikhov repitió el experimento en una veintena de ocasiones: ninguna de sus criaturas sobrevivió más de un mes, pero logró que una de ellas llegue a beber leche con el complejo problema de que al no tener el estómago correspondiente la leche deambuló por entre las tripas del desgraciado animalucho que por buena de dios nació ese año en ese lugar.
ACÁ hay un vídeo sobre dicho experimento
Y ACÁ hay un vídeo con una canción im-pre-sio-nan-te de Roky Erickson, un músico de puta madre que terminó escribiendo canciones sobre zombies, aliens y, como en este caso, perros con dos cabezas.

20.11.11

El canicidio como emergente social


niños aburridos dedican un rato de ocio a darle con un palo a un perro faldero que les mueve la cola y ni siquiera se defiende.
Lo torturan hasta matarlo y lo filman (una niña lo hace) como una gracia.

los medios reproducen la noticia hasta el aburrimiento y esa cosa rara que denominan “redes sociales” sube una y otra vez la misma noticia, para que todos podamos indignarnos y decir "no pude terminar de ver el vídeo".

Conozco personas que "no pudieron terminar de ver el vídeo" cerca de unas 30 veces, lo ponían, se indignaban, no podían terminar de verlo y lo sacaban.

La sola descripción del vídeo debiera alcanzar para no estar feliz con la situación pero la videosociedad necesita ver un vídeo, como cuando unos milicos mal dormidos manoseaban al "joven haitiano" (ningún medio tuvo la delicadeza de decirnos su nombre, así que nunca dejó de ser más que un morocho anónimo), como cuando tres o cuatro niños hicieron una copia muy barata de un vídeo de anonymous y todos los medios entraron como caballos. La videocracia justifica todo en la presencia de un vídeo, cualquier relato de un linchamiento animal no sólo nunca llegaría a un medio masivo de comunicación, sino que apenas generaría una tibia disconformidad en quienes lo escuchen.
Tenemos Zoo (si es que se le puede llamar así), tenemos temporadas de caza de animales más indefensos aún que un perro faldero, tenemos circos brasileros a los que les festejamos el truquito cuando logran que una bestia salvaje como un león se comporte antinaturalmente y prácticamente le sirva el café a su domador.
Nada de eso sin embargo es presentado con informes de 40 minutos en noticieros, nada de eso genera que haya gente opinando que hay que linchar y colgar de las pelotas a los cazadores, (des)"cuidadores" del Zoo o domadores.
Pero la gente quiere indignarse, la gente parece querer justificar un caudal de odio acumulado, que debe rebasarse y ser derramado sobre cualquier pendejo descerebrado (o enfermo de leucemia, como en este caso) que haga cualquier cosa condenable.

Es entonces que Youtube baja el vídeo por exceso de violencia pero algún preocupado usuario con conciencia social tiene la buena idea de volver a subirlo, porque estas cosas deben ser difundidas, qué suerte tenemos de que haya gente preocupada y responsable, encargada de hipermasificar los crímenes más conocidos y sádicos del momento. Qué sería de nosotros sin ellos, sin su esencial tarea educativa que nos muestra las miserias del mundo.

Es maravillosa y al mismo tiempo aberrante la (dis)capacidad de la sociedad uruguaya (por lo menos la uruguaya, capaz que es patrimonio de toda la humanidad, pero apenas puedo nombrar el país que habito), es una sociedad parecida a una especie de profesional padre de hijos no reconocidos.
Entender a dos gurises acribillando un animal completamente indefenso a palazos y regodeándose en eso no puede ser ajenizado del contexto social como para horrorizarse sin sentarse a pensar un rato. Se hace complicado entender porque la sociedad, encabezada por los siempre demagogos e hipócritas medios masivos de comunicación, se considera alejada de la violencia gratuita de quienes masacran a un animal. Nadie lo entiende como un emergente que tarde o temprano iba a suceder, o peor aún, nadie lo entiende como algo que sucede constantemente. Nadie se imagina que este solamente es un vídeo de algo que sucede por todas partes, nadie se anima a determinar que estas cosas suceden porque los adolescentes son educados en un contexto de violencia desmedida.
Canal 4 hace 10 o 12 informes con vecinos septuagenarios aterrados reclamando la horca para los dos infanto-canicidas y luego al terminar el noticiero trasmite en horario central una telenovela cuyo argumento se basa en la “vida” de un cartel de narcotráficantes. La paradoja es la punta del ovillo de un canal miserable dedicado a insultar conteudalmente al cerebro.
Estos chicos no son otra cosa que el resultado de nuestra sociedad, y no tendríamos por qué sentirnos ajenos a ellos, el hecho de que no masacremos perros en nuestros ratos de ocio no nos convierte en mucho más civilizados que estos dos pibes. Y ni hablemos del reclamo de tortura, castigo y condena para los asesinos, si tan pacifistas, humanos y razonables somos, no deberíamos estar reclamando semejante castigo.
No vivimos en una sociedad pacífica, no somos abiertos, no somos generosos, no somos solidarios, si nos conocemos entre todos es porque conocemos alguna cosa patética que todos han hecho, no somos tolerantes ni comprensivos. Tampoco somos la Suiza de América (y no es culpa de “menores infractores”) ni “el país más educado de América”, nuestro hijo no es el do´tor y nuestros niños crecen entreverados, buscando la breve e innecesaria gloria mediática que los convierte en el chiste del liceo. Todos quieren ser gran hermano, en especial por eso no tener nada que decir ni mostrar a nadie, pero querer ser quien dice y muestra algo, aunque eso sea un perro martirizado.

19.11.11

Sos gordo, deberías sentirse avergonzado


Un comercial del afamado doctor elbaum tuvo la "idea" de poner a ex-gordos a declarar delante de cámaras sobre los problemas que la obesidad tuvo en sus vidas hasta que conocieron el hermoso y filantrópico método elbaum para adelgazar.
Lo curioso del comercial es como los ex-gordos declaran (en el ingenuo caso de que no sigan un libreto con mal gusto) cosas como: "cuando era gordo la gente me ignoraba" "entraba a un negocio y me miraban mal, ahora me miran distinto" "la gente me maltrataba" y toda clases de frases con la fórmula yo era gordo = yo no merecía respeto.
La gran solución del doctor elbaum es adelgazar a los gordos para que en los negocios de ropa nadie los mire mal y para que por la calle no les griten "gordo chupapija" ... clap clap clap, la verdad que el dr elbaum se está esforzando realmente.
ahora resulta que tenemos una sociedad en la que ser gordo es un defecto porque sí, merecedor de castigo, desprecio y la más completa crueldad gratuita que se puede tener, y resulta que el error es de los gordos pelotudos estos, que se les cantó comer y comer y engordar y engordar, y resulta que la sociedad que los discrimina, maltrata, insulta y margina parece tener la razón. O peor todavía, porque el dr elbaum hasta puede tratar de estar diciéndonos que no se trata de que la sociedad tenga el derecho de faltarle el respeto a quien se le venga en gana, puede que lo que el dr elbaum esté haciendo sea un compleja y rebuscada metáfora que trata de expresarnos que estamos ante una sociedad sin remedio, que los va a discriminar (tanto a ellos como a cualquier otra cantidad de personas) pase lo que pase, motivo por el cual la solución no es "educar" ni "cambiar la actitud" de la gente, sino adelazar a los gordos (o a todos aquellos que se sientan gordos por cualquier cantidad de motivos, no siempre físicos).

yo debo ser medio facho, pero hace tiempo opino que alguien tiene que empezar a censurar a los medios masivos de comunicación, o ponele que si no vale la censura, por lo menos alguien debería hacer una contracampaña en horario pico, y no con programas conducidos por el lento de gastón pauls y pasados a la 1 de la madrugada.

17.11.11

sigo mostrando a mí hermoso público objetivo

a continuación y gracias a los sistemas de persecución gratuita que google nos proporciona posteo prints de lo que la gente que llega a este blog googleó para dar con el mismo.


13.11.11

Libros, música, esas cosas sin nombre


Radiohead OKComputer el disco que para muchos hace un quiebre en la carrera de los británicos, para mí es un disco de mierda, pero bueno, pueden bajarlo si no saben qué más hacer.








Se me ocurrieron unas clasificaciones de los lectores:

Lector Social: Lee para jetear, o en su defecto hace que lee cuando está en grupete. Por lo general no puede parar de decir que leyó algo sin importar cuán inconvenientes resulten sus intervenciones.

Lector Pasivo: uno se detiene por ahí mirando el prominente y simplón escote de una pasajera de 62 y sin desearlo se encuentra a sí mismo imbuido, de buenas a primeras, en la lectura de un libro de Isabel Allende, de cuyo nombre no se acordará jamás o no se anoticiara en el momento de la lectura. Es uno pues lector pasivo cuando lee sin querer libros que no están dentro de su espectro de placeres literarios.

Lector Militante: sólo consume literatura política, y partícularmente aquella que se relaciona con el partido político del cual gusta. Lee como acto de protesta. Lee para embanderarse y autoconsolarse (hacerse una pajilla) con sus preconceptos políticos. Lee para afianzar sus creencias ortodoxas y cerradas. Y lo peor de todo, dice ser demócrata.

Lector Interruptus: Lee cachitos de todo, compra 3, 4, 5 libros por vez y con suerte empieza a leer uno. Que luego dejará al ver los 5 libros de la última vez que compró literatura, 5 libros que también están sin leer. Es así que uno arma un gigantesco abánico de cosas que ha leído pero nunca leyó. Sabe un poquito de todo y nada en concreto.

Lector Compulsivo: tiene una dificultad con la vida, todo siente que debe leerlo. Si le hablan de un libro de Charlie Dhnjeiua que aún no leyó sale corriendo a buscarlo, se pone ansioso y si no lo obtiene se deprime, llega a llorar, mata por libros, pierde vínculos sociales, se aísla. Finalmente muere y es enterrado en un ataúd con forma de libro y una frase del tipo "ahora tendrá tiempo para leer", sus familiares le ofrendan libros cada tanto en tanto para amenizar su estadía post mórtem en tan feo lugar.


10.11.11

Me indignan



El movimiento de los indignados (en la foto, multitud de "Indignados" uruguayos) me parece una de las pelotudeces más redondas de los últimos años. Se me hace difícil recordar una manifestación social tan repleta de imbéciles.
Ahora resulta que los no conformes con el mundo son grupetes de europeos, luego irradiados hasta la meca del consumismo y la excentricidad, Nueva York (la ciudad que todas las películas con catástrofes destruyen, como si fuese lo único en el mundo). La protesta de los muchachitos es contra la “avaricia mundial” (sí, dicha así, al tanteo, como sin querer dar nombres) y contra un sistema económico que dicen opinar que es injusto. Los indignados se cagan en cualquier país tercermundista, les da lo mismo. Hace siglos que los países del tercer mundo viven sumergidos en la absoluta desigualdad y miseria, condiciones propiciadas por el mismo sistema económico que ahora se acaban de enterar estos muchachos que genera desigualdades, o por lo menos (si no es que las genera) las perpetua.
A “los indignados” lo único que los indigna es no poder comprarse el I Phone4, o cómo mierda se llame la porquería que salió hace unos días y se supone que sirve para algo más que para perder el tiempo de una manera más sofisticada y con mejor resolución (como si el tiempo perdido fuese mejor tiempo perdido por haberlo malgastado con alta definición o súper velocidad).
Esta basura llegó hasta Uruguay con un pobrísimo intento que un grupo de señores con pinta de comunista trasnochado que hizo su mejor esfuerzo por indignarse lo más posible. Serán unos 50 como mucho, se juntan cada tanto en la Pza Independencia y no llegan a completar cantidad como para ocupar siquiera todos los bancos de la plaza, lo cual no los desacredita (un movimiento puede ser muy leal a pesar de tener un par de adherentes nada más, aunque no creo que este sea el caso) pero sí los torna muy graciosos y ridículos.
Estos tipos se estaban quejando del orden imperante mundialmente y sin embargo se habían enterado de las manifestaciones a las que se plegaban gracias al icono por antonomasia de la cosa que es el mundo actual: Internet.
Esto es: se enteran por Internet, se reúnen por Internet, arman todo su discurso en torno a cosas sacadas de Internet y luego se quejan de un sistema cuyo principal fruto e ícono es el propio Internet. Para ellos es una suerte que sus manifestaciones sean tristes reuniones de comité en días de lluvia, porque si sus manifestaciones tuviesen el resultado que ellos dicen desear que tengan, luego tendrían que hacer una manifestación reclamando por un sistema hipercomunicado en el cual el Internet sea la base hibrida de telecomunicaciones que mundializa estandarizando culturalmente los productos y mentalidades.
Es que uno de los tropezones que genera Internet es que, al mundializar la cultura genera que una serie de reclamos que son (con suerte, en bajadita y vientito a favor) defendibles o aplicables en el llamado “Primer Mundo” sean repetidos por mucha gente que parece no captar lo de la relatividad cultural y los puntos de vista. El reclamo de los indignados vale (en el mejor de los casos) para países primer mundistas, porque está elaborado por ellos y para ellos. No es un reclamo que valga para países sometidos al antojo de los países del G20 y demás vicisitudes del orden político mundial. Es una estupidez que en países en los que campea el hambre por todas partes, haya un grupete de imbéciles que se quejan de una sociedad “avariciosa y avara” en la que los banqueros “controlan al poder político” agarrándolo de las pelotas con especulaciones monetarias y demás cosas que se aplican a Europa y no Uruguay, donde es más fácil controlar al poder político y no se precisan bancos. De la crisis en Europa se puede culpar a los bancos, pero del estado de la economía uruguaya no se puede culpar a los bancos, esa es la gran diferencia, y es lo que hace inaplicables e insólitos estos reclamos sin muchos adeptos.
Es algo así como que mañana en alguna plaza de Roma se haga una protesta reclamando “verdad y justicia” por los crímenes de los militares durante la dictadura uruguaya.

8.11.11

Zombienation.

Este peludo es el mejor zombie de la zombie walk, es la perfecta ejemplificación de una de las cosas que haría un uruguayo reanimado post-mortem.
Por otra parte cabe consignar que parecería que el país ha elevado su nivel socioeconómico considerablemente, recuerdo como en mi época era imposible que una marcha no tuviese fines políticos o salariales.


7.11.11

Y lo desmintieron...

Publico pedacitos de best seller del interminable héroe patrio Pedro Bordaberry, obra de arte llamada "que me desmientan", sin palabras...

Más Bordaberry que nunca, el mártir:

“Si no puedo acompañar a mi padre en un momento difícil porque esto afecta mi futuro político, prefiero no tener ese futuro. Aunque en ese caso creo que el que no tiene futuro es el país”
, le dije (a mi hermano).
página 10, capítulo 1.



Pedro y los asesinos

“En 1985 Uruguay retornó a la democracia. Ese año y el siguiente se dictaron dos leyes destinadas a pacificarlo. Por la primera, se amnistió o redujo la pena a los terroristas y subversivos que habían matado, secuestrado y robado desde enero de 1962 en adelante
Por la segunda, se declaró que había caducado la pretensión punitiva del Estado contra los militares y policías que habían actuado en la represión. Esta última ley no alcanzaba a los civiles que habían ocupado cargos de gobierno.
Quedaba claro que la generosidad que la sociedad estaba teniendo con los terroristas que habían asesinado y secuestrado y los militares y policías que los habían enfrentado no alcanza a mi padre.
Era una situación bastante paradojal. Se perdonaba a los que habían matado y secuestrado y a los que habían reprimido. Pero no a los civiles que habían estado en el gobierno.”

Pág 75.

Pedro y el pobre octogenario

“la conclusión era que yo tenía que hacer algo muy grande para la ola que se venía. Tenía que enfrentar a ese malón envalentonado por el resultado electoral, que no dudaba en pasar por arriba de principios básicos.
Treinta años después venían por venganza. Cobarde venganza, porque sólo iban por una persona casi octogenaria, que no tenía otro apoyo que el de su familia.”

Pág 77

Pedro y el dream team
“habríamos hecho un buen equipo él (Rafael Michelini) encontrando a los asesinos de su padre y yo liberando al mío de esa injusta acusación. Había gente que estaría más abierta a hablar con él (familiares de desaparecidos, los mismos ex subversivos). Otra más proclive a hacerlo conmigo (los ex militares y combatientes).”
Pág 91, capítulo 23


Pedro y lo que nada tiene que ver con él
“Michelini llegó (a estudios del canal 10, en Zona Urbana), me saludó y empezó a agredirme con las mismas cosas que me han dicho en los últimos años: tu padre fue un dictador, métodos de la dictadura y esas cosas que nunca hablan de mí sino de tiempo pasados, de odio y rencor.”
Pág 105, capítulo 26


Pedro, un tipo con calle
“Sólo un par de anécdotas. Al finalizar pensé que, si Rafael Michelini tenía un poco de sangre en sus venas, trataría de agredirme físicamente. Me paré de costado, con los puños cerrados (años de Liga Universitaria), pronto a rechazar cualquier agresión.”
Pág. 105, capítulo 26.


Pedro y la terrible amenaza de un casi secuestro

“me acordé de muchos momentos duros que habíamos tenido que enfrentar en la vida. Este era uno más. Recordé los años setenta, cuando la cocinera que trabajaba en la casa de mi abuela paterna me contó que se recibían llamados donde les decían que en la Cárcel del Pueblo había ocho camas esperando a sus nietos. Recordé que no podíamos salir a la calle o ir al liceo sin cuatro guardias atrás, por miedo a que nos secuestraran."
Pág 114, capítulo 28.

6.11.11

que típicos



Dicen que está arriba... sí... arriba...

¿de dónde sale semejante idea? es decir, se comprende hace añares el que se haya sostenido el enjambre de boludeces que dice la iglesia, pero ya estamos un poco grandes para seguir con la historia de "dios etc"

2.11.11

Solapamientos y encortinamientos



SONIC YOUTH - WASHING MACHINE

La queja de lo superfluo no deja de ser algo válido, pero cabe consignar que su ausencia no significa lo contrario. Uno no debería quejarse sólo de lo evidente y superficial de la cultura de masas, dado que la misma puede ser, cuidado, nada más que una expresión de lo que somos.
Esto es, si el debate está en si seres decapitados deberían tener la difusión que tienen (con todo lo que esto conlleva aparejado) es porque la capacidad para ir más al fondo no está siendo utilizada. Me refiero a que cuando sólo podemos juzgar lo obseno y evidente, que no deja de ser lo que su propia ontología le impone por elección automática, hay un caudal crítico desperdiciado. Y que al fin y al cabo termina, por lo general y cuando se trata de este tipo críticas, reduciéndose a un tema de gustos y placeres. "Ricardo Fort tiene un cerebro de tupperware", sí, sí, sabemos que la metáfora está buena, un poquito pensada por lo menos. Esto de tener cerebro de tupperware es una idea soltada hace años por Carlos "el indio" Solari, que acusó a la viejas pelotudas de tener esa condición o en su defecto, "un cerebro de zanguechera", medio más o menos capaz que casi lo mismo.
El hecho a lo mejor no está en la condición tupperwareica del supuesto cerebro del supuesto ser humano, tal vez uno, y sólo uno, de los hechos está en que estamos hablando de alguien en muchos casos admirado y envidiado. Va más allá de la crítica reaccionaria de "la juventud está perdida", va quizá al por qué de ese tipo de afirmaciones. O al cómo llegar a eso. Y lo peligroso de quedarse encerrado en que la idea de achatamiento cultural está centrada en Ricard Fort, Mcdonalds o tantos otros, es que se pierde el punto de vista holístico; dentro del cual todo posee un rol y función determinados en un sistema complejo y, por lo general, amplio. Si las cosas evidentes existen es por algo, más aún cuando vemos que no sólo existen sino que las vemos reproducirse de manera bestial. Evidenciarse criticable para ser el centro de atención y lograr, efectivamente, ser criticado, es útil para que perdamos el tiempo acusando de una degradación mental vasta, a quienes no son más que instrumentos acólitos de una lógica de rutinas y procesos de interpretación.
Invitemos a no perder el tiempo, a ver más allá y suponer desdoblamientos, pliegues. Todo supura una cultura, un hacer de algo, bien vale comenzar a analizar eso.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...