20.10.17

Casa Azul


Zona desmilitarizada
En 1968, 30 soldados norcoreanos de la unidad de fuerzas especiales 124 fueron a Corea del Sur. Misión: matar al Presidente surcoreano.
Pasaron la frontera haciendo un agujero en la valla de la zona. Luego fueron a casa presidencial caminando, como un surcoreano más. En una de las acampadas que hicieron por el camino los descubrieron 4 surcoreanos. Lejos de matarlos lo que hicieron según las crónicas fue hablarle de lo maravilloso que era comunismo y seguir con su itinerario. Tres días después del inicio de su periplo llegaron a Seul. Allí, se pusieron uniformes del ejército surcoreano que traían consigo desde el norte. Dos policías que pararon al grupo murieron tiroteados, y tras una suculenta balacera había 92 bajas surcoreanas entre muertos y heridos. Uno de los comandos norcoreanos fue capturado y se las arregló para suicidarse. El resto huyó y fueron cazados durante los días siguientes. Todos menos uno, que capturaron y no se suicidó (vivo a día de hoy según wiki) y al otro día volvió a Corea del Norte. 
La revancha
Los surcoreanos intentaron hacer lo mismo el año siguiente y alcanzaron niveles dignos de anime.
Reclutaron a 31 civiles: chorros, criminales y jóvenes desempleados. Les prometieron mucho dinero.
Los llevaron a una isla de mierda para entrenarlos intensivamente. Tan intensivo fue el entrenamiento que siete murieron durante el entrenamiento. Esta unidad (Unidad 684) tenía el único objetivo de matar a Kim Il Sung pero al poco de formarse, las relaciones entre las Coreas mejoraron.
Misión cancelada. Entonces los criminales surcoreanos enloquecieron, mataron a 6 guardas de la isla, se fueron a Corea del Norte, secuestraron un bondi y todo este parabellum terminó con algunos suicidándose con granadas y otros tantos siendo tiroteados. Sobrevivieron cuatro, a los que juzgaron y ejecutaron.
Y esa es la historia de las Coreas intentando asesinar al presidente opuesto.
Otra historia hermosa de las coreas refiere a por qué tuvieron que poner estríctas nornas sobre el tamaño de las banderas en Panmunjom, la zona limítrofe desmilitarizada.
En Panmunjom hay una “zona segura” donde los de uno y otro lado se reúnen a hablar sus cosas de coreanos. Resulta que el post-conflicto coreano está plagado de altercados rarísimos, y en esta “zona segura” ha habido unos 800 desde el 53.
Peleas a las trompadas, insultos, luchas cuerpo a cuerpo con martillos y destornilladores, un árbol que casi empieza la guerra otra vez.
 El árbol de la discordia

Durante las reuniones iniciales, una noche se cuelan en la sala donde se van a encontrar varios norcoreanos con un montón de sierras. Con nocturnidad y alevosía, cortan un trozo de las patas de las sillas en las que se van a sentar los aliados. Cuando estos llegan y ven que están sentados por debajo de sus interlocutores, muy enojados se retiran de la charla. Como represalia, durante la siguiente reunión, los surcoreanos llevaron una bandera que pusieron sobre la mesa. Los norcoreanos también se enojan y deciden retirarse, pero acuden a la siguiente reunión con su bandera. Más grande, más maravillosa, más bandera.
En la siguiente reunión los surcoreanos llevaron una bandera sensiblemente mayor. Tipo Nacional vs Peñarol pero con asiáticos. La salvaje escalada en los tamaños de banderas continuó imparable. Llegó a su fin cuando convocaron una reunión especial para tratar el tema. La reunión no acontenció porque se dieron cuenta de que se estaban comportando como idiotas, algo que los hinchas de Peñarol y Nacional aún no hicieron... Desde entonces, las banderas han permanecido más o menos estáticas.


BUENA PARTE DE ESTA HISTORIA FUE TOMADA DE ESTA CUENTA DE TWITTER, A LA CUAL LE AGRADEZCO EL APORTE.

14.10.17

democracia+derechos+servicios

tranquilidad
Una de las peores perversiones que los gobiernos progre le dejaron a la sociedad es la confusión perniciosa de Derechos con Servicios. Hay gente que habla del "derecho a la tecnología", lo cual claramente es como hablar de un "derecho a las milanesas". Las milanesas tal vez sean un modo delicioso de hacer valer un verdadero derecho, el derecho a la alimentación. Del mismo modo, la tecnología está lejos de ser un derecho. Es, en el mejor de los casos, un instrumento para cumplir de mejor modo con el derecho a la educación.
Nadie con dos dedos de frente, por tecnócrata que sea, puede hablar de un producto masivo de consumo como si fuera un derecho. Y esta lógica se repite en decenas de casos, hay mucha gente suponiendo derechos que no son tal cosa. 
Además, se ha banalizado completamente el concepto de democracia, deformándolo a uno que viene a ser algo así como "acceso de x cosa para todos". Es la cosificación de lo abstracto, se deposito el carácter de la entelequia que vendría a ser la democracia en un objeto, y más particularmente, en su consumo. Se expresa como una lógica consumista perversa, pensada para igualar lo que no tiene porqué ser igualado. El consumo no hace mejor ni peor a una persona, por lo tanto consumir igual que el resto no convierte en igual a nadie. Igualar en el consumo no es igualar en derechos, es una construcción artificial que desordena el orden (perverso) del capitalismo. A ver, ambas cosas están mal, pero criticar al capitalismo ya se ha convertido en un objeto de consumo más, por eso me enfoco en lo otro. La democracia es una forma de gobierno, una particularmente vinculada con la representación proporcional. Platón advirtió que la democracia degenera en demagogia, del mismo modo que la monarquía se torna absolutismo y la Oligarquía en aristocracia. Hace más de 2000 años se habla de esto. Justamente por eso la república es el mejor sistema de gobierno, decían los griegos, porque representa las 3 cosas, léase:
  • Democracia: en el voto. 
  • Monarquía: en el P.Ejecutivo. 
  • Oligarquia: en el PLegislativo.
Mezclar democracia+derechos+servicios no puede ser algo sin intención, son cosas que por ningún lado encadenan. Es un plan, a mi gusto intencionado, de pauperización cultural.
También es bueno decir que lo más interesante y positivo que creo que nos dejaron los gobiernos progresistas es la sospecha sobre los medios de comunicación. Era hora de que alguien masifique la realidad, que es que los medios de comunicación incomunican, deforman, y manipulan todo según sus propios intereses, que rara vez son los de un particular. Esa sospecha, antes resguardada para sectas universitarias, hoy es masiva, y es bueno que así sea, nos permite desconfiar de algo, al menos.


4.10.17

Soñando pero por deporte

sueños, se suele tenerlos
Si te fijás, las personas que ves en tus sueños tienen grandísimos defectos. No están bien construidas, por ahí les falta una oreja, pueden tener un pie enorme... y en vez de llamarse Alfredo, por ejemplo, se llaman Aldefro... Esto sucede porque no tenés los derechos de copyright sobre esta gente, es un problemón legal que se resuelve haciéndolos firmar un consentimiento. Hay personas que te cobran por vender sus derechos para figurar en tus sueños. Hay gente para todo, claro está...

29.9.17

de lo propio

Fuente
El caso de la independencia catalana es un perfecto ejemplo del legado de Wittgenstein, queda en evidencia hasta qué punto los límites de un lenguaje son los límites de un mundo. El grio lingüístico está siendo aplicado a la vida social. 
Me genera extrema curiosidad comprender cómo el idioma actúa como elemento articulador de una identidad, aglutina una serie de disciplinas que terminan oficiando de caballo de Troya para introducir algo más amplio pero que no estaba (supuestamente) en los planes. Esta nota (visiblemente sesgada, desde el punto de vista periodístico, pero obviémoslo para no desenfocarnos) explica parte de ese proceso histórico, detalla cómo la Ley de Normalización Lingüística de 1983 terminó relacionándose con un movimiento separatista que está ocurriendo en otro siglo. 
Nada nuevo bajo el sol
La identidad, y el nacionalismo concretamente, se sostiene sobre pilares culturales y lingüísticos. Ser uruguayo (en mi caso) implica conocer la misma canción (el himno), los mismos colores en el mismo orden sobre un trapo (la bandera), y los mismos cuentos heroícos (además de más cosas que no vienen al caso y sólo refuerzan estos ejemplos) que todos mis "compatriotas". La nacionalidad se asienta sobre formas de arte, eso es lo que somos (o creemos ser). 
En la nota que linkeé durante el párrafo anterior se habla del lenguaje en términos bélicos, se explica que el Catalán fue usado como arma de una invasión, germén de un separatismo. Hay que ser muy obtuso para acusar de eso al Catalán y no al Español. Lo que une a los españoles es, además de la corona y sus mismas artes, su idioma. España es un Reino que no atravesó el mismo proceso de imposición lingüística que, por ejemplo, atravesó Francia. En su vecino del norte se hablaban igual cantidad de dialectos hace no más de 3 siglos, pero ellos fueron más "efectivos" a la hora de exterminar esas lenguas, o por lo menos excluirlas de sus fronteras. Francia también usó el idioma como aglutinante de la identidad patriótica: EL IDIOMA ES ESO. 
Get over it
No pienso meterme en el barro de opinar si los catalanes deben o no deben ser independientes, no soy español ni catalán, no comprendo el trasfondo histórico en su totalidad y considero que en este tipo de temas quiénes no estamos involucrados de modo directo no deberíamos ni siquiera opinar. Quien frecuente el blog sabe cómo pienso, yo siempre creo que las cosas se van dando, que muy pocas cosas están planeadas. Me parece absurdo asumir un megaplan subversivo separatista a 30 años cuando a duras penas las comunidades sociales logran "políticas de estado" para no morirse de hambre o reventarse a sí mismas. Yo no creo que quienes idearon el plan mencionado de 1983 estuviesen pensando en esto que sucede hoy, es una sumatoria de cosas la que lleva a la situación actual y reducir los términos es, además de falaz, un equívoco histórico.      
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...